5
Compartir

Hace un año que el ex presidente Alberto Fujimori fue extraditado desde Chile acusado por delitos de violación a los derechos humanos y corrupción cometidos durante su gobierno. Desde el 10 de diciembre del 2007, Alberto Fujimori viene siendo procesado por la justicia peruana por su responsabilidad en los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta, y los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer.

Un año después de concedida la extradición, organizaciones de derechos humanos, gremios sindicales y activistas sociales participaron en la conferencia de prensa celebrada en la sede institucional de Aprodeh, para reafirmar su lucha por una condena ejemplar a Alberto Fujimori por los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Grupo “Colina”.

Ronald Gamarra, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) manifestó su satisfacción con los logros alcanzados durante el proceso. “Resulta todavía increíble saber que estamos juzgando a un ex presidente de la república por violaciones a derechos humanos. Estamos dando un ejemplo al mundo de que éste es un juicio absolutamente transparente”. Asimismo, destacó que el tribunal que preside el magistrado César San Martín es el mejor que le pudo haber tocado a la defensa y a la parte acusatoria debido a su calidad profesional.

Gamarra Herrera recalcó estar convencido que al final del proceso habrá una sentencia condenatoria a Fujimori y con ello, “lanzaremos un mensaje a los peruanos y al mundo: nadie puede impunemente, violar derechos humanos”.

Por su parte, Gisela Ortiz, representante de los familiares y víctimas de La Cantuta señaló que la fecha sirve para recordar el triunfo de la lucha de los familiares contra la impunidad que intentó perpetuarse respecto a las responsabilidades de Alberto Fujimori”.

Estuvieron presentes en la conferencia de prensa, Juan José Gorriti de la Central General de Trabajadores del Perú (CGTP); Francisco Soberón, director de Aprodeh; el artista Víctor Delfín y familiares de las víctimas de Barrios Altos y La Cantuta.

Puede interesarte: