0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) expresa su más enérgica condena al atentado terrorista perpetrado ayer en Tingo María (Huánuco) y que tuvo como trágico saldo, la pérdida de cuatro efectivos de la Policía Nacional del Perú.

La CNDDHH lamenta la muerte del Técnico de Segunda Edson Navarro Sandoval y de los suboficiales de Tercera, Pedro Arenas Roque, Antonio Rojas Malpartida y Mario Huamán Shupingahua, por quienes expresamos nuestras condolencias a sus familiares y a la familia de la Policía Nacional del Perú.

Asimismo, hace votos por la pronta recuperación de los policías Benjamín Pariona Casas, Javier Castro Lizárraga, Édgar López Javier, Próspero Martínez Galindo y Víctor Guerrero Soto quienes resultaron heridos producto de la barbarie de Sendero Luminoso.

La CNDDHH mantiene una línea inalterable de total rechazo a cualquier acto de violencia que atente contra los derechos fundamentales de los ciudadanos y se suma a la demanda de investigación y de sanción a los responsables de este lamentable hecho.

La CNDDHH expresa su preocupación por los sucesivos atentados a la vida y la integridad de miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas que combaten contra el terrorismo y el narcotráfico. En este sentido llama a todos los actores civiles y públicos a unir esfuerzos para enfrentar este problema y acompañar a las víctimas.

Finalmente, demandamos a las autoridades gubernamentales, locales, policiales y militares, tomar las acciones oportunas para evitar que se incremente el número de víctimas, así como brindar el amparo requerido por los familiares de los efectivos policiales que perecieron en este brutal atentado terrorista y en los perpetrados en fechas anteriores.