0
Compartir
«Vengan a mi todos lo que se sientan cargados y agobiados, que yo los aliviaré» (Mateo,11,28)
Hermanas y hermanos:
Sumamente preocupados por los últimos acontecimientos que han provocado paralizaciones en nuestra provincia de Canchis  y hasta hechos deplorables de violencia;  solidarios con nuestra población del campo y la ciudad que sufren la escasez de oportunidades y la falta de mejores condiciones de vida, manifestamos:
1.      Nos alegramos por la noticia de la apertura al dialogo entre las partes en conflicto:  es una importante señal de esperanza concientes que el dialogo y la concertación son el camino para comprender e interpretar esta situación difícil.
2.      Saludamos el compromiso del Estado a hacerse cercano para escuchar directamente las preocupaciones y  reclamos esperando que estos sean asumidos con urgencia a resolver .
3.      Exhortamos a organizaciones sociales de base, colegios profesionales y comunidades campesinas a sumar esfuerzos de modo que, se aporten más elementos constructivos para solucionar los conflictos.
4.      Nos comprometemos como Iglesia Católica de la Prelatura de Sicuani a brindar  mi apoyo personal y la colaboración técnica de nuestros equipos sociales para contribuir en la salvaguardia de los derechos naturales y legales de nuestra población.
Invocamos al Padre del Cielo y de la Tierra para que este proceso de diálogo y de concertación produzca los mejores éxitos para el bien de toda nuestra población.
Sicuani, 29 de octubre del 2008
Mons. Miguel La Fay Bardi, O.Carm.
Obispo Prelado de Sicuani