0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) remitió esta mañana un oficio al presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon Munaro solicitándole beneficios para los deudos de los policías abatidos durante el desalojo del Santuario de Pómac.

Entre las exigencias estipuladas en la carta se encuentran el inmediato ascenso póstumo a los policías abatidos y la atención inmediata a sus sobrevivientes (concesión sin dilación alguna de la pensión correspondiente, promoción económica cada cinco años, otorgamiento del seguro de vida y en el monto establecido (15 UIT), acceso a vivienda, entre otros.

La carta lleva la firma del secretario ejecutivo de la CNDDHH, Ronald Gamarra Herrera.