0
Compartir

Sofía Macher Batanero, presidenta del Consejo de Reparaciones (CR), entregó hoy los certificados de inscripción en el Registro Único de Víctimas (RUV) a los familiares directos –37 personas entre padres, hijos y cónyuges– de los ocho periodistas y un guía que fallecieron a causa de los hechos de violencia producidos en Uchuraccay en 1983 y que ya se encuentran inscritos en el RUV.

«Los mártires de Uchuraccay marcaron el rumbo del conflicto en el Perú ya que hasta ese momento nadie sabía lo que estaba pasando ahí adentro», refirió Macher durante la ceremonia de entrega de certificados.

La Ley Nº 28592 establece que los familiares directos de las personas muertas o desaparecidas inscritas en el RUV son consideradas víctimas y beneficiarias con derecho a acceder a los programas del Plan Integral de Reparaciones.

A través de este certificado, el Estado expresa respeto por la dignidad de la persona, reafirma sus derechos ciudadanos y se conduele por la desprotección y los daños sufridos a raíz de los hechos de violencia que ocurrieron entre mayo de 1980 y noviembre de 2000. En tal sentido, el CR insta a los familiares directos de las víctimas fatales y desaparecidas a solicitar su inscripción en el RUV.  

Roberto Mejía Alarcón, presidente de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) también participó en la ceremonia de entrega que se enmarcó en los actos conmemorativos por los 26 años de la inmolación de los mártires del periodismo nacional.

Datos:

·A la fecha se encuentran inscritas en el RUV 3,634 comunidades y 23,668 personas.

·Desde que se inició el proceso de registro se han instalado más de 100 módulos de atención nivel nacional.

·De acuerdo a la Ley 28592, el Estado no reconoce como víctimas de la violencia a personas que hayan sido miembros de organizaciones subversivas.

Puede interesarte: