0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) hace un llamado a las autoridades correspondientes, en especial al Ministerio Público, para que se esclarezcan y deslinden responsabilidades en relación con las circunstancias y causas verdaderas del deceso del señor Edmundo Camana Sumari, ocurrido el martes 24 de marzo en las instalaciones de la Clínica del Hospital Militar, en Lima.

La CNDDHH lamenta el maltrato inferido al señor Camana Sumari por parte del congresista Edgard Núñez, quien, enceguecido por el propósito interesado de desprestigiar el legado de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), se condujo con suma irresponsabilidad en su trato con él, sin reparar en las consideraciones y cuidados que exigía la salud de una víctima de la barbarie que sacudió al país a partir de 1980.