CPI: Orden de arresto contra Al-Bashir

Publicado el 04 marzo 2009 por en Noticias

0
Compartir

La Corte Penal Internacional (CPI) emitió una orden de arresto contra el presidente de Sudán, Omar al-Bashir, por presuntos crímenes de guerra y de lesa humanidad en la región de Darfur.

La orden, presentada a solicitud del fiscal de la CPI, el argentino Luis Moreno Ocampo, convierte a Al-Bashir en el primer jefe de Estado en funciones en ser procesado por este tribunal, con sede en La Haya, Holanda.

El mandatario sudanés, quien niega los cargos, dijo la víspera que la CPI se podía comer cualquier orden que emitiera en su contra.

Muchos países occidentales han expresado previamente su apoyo a una decisión de este tipo, pero diferentes naciones africanas y árabes consideran que sólo incrementará las tensiones y la violencia en Darfur.

Se teme que tengan lugar protestas masivas y ataques contra las fuerzas internacionales y los intereses occidentales en Sudán a raíz del anuncio.

Cerca de 15.000 cascos azules de Naciones Unidas operan en Darfur, donde han muerto alrededor de 300.000 personas y 2.700.000 han sido desplazadas por un conflicto que lleva seis años.

«Pruebas»

El lunes, Al-Bashir inauguró una gigantesca hidroeléctrica en el Nilo que duplicará la capacidad energética del país.

Miles de personas asistieron a la ceremonia, en la que se quemó una efigie del fiscal Moreno Ocampo.

El fiscal, por su parte, dijo que si el anuncio de la orden de arresto causaba disturbios, el responsable sería el presidente sudanés.

«No hay disturbios en Sudán que no sean instigados por Al-Bashir o su gente», aseguró.

Moreno Ocampo dijo que él nunca hubiera solicitado una orden de arresto si no tuviera pruebas convincentes.

«Tenemos evidencias contundentes contra Al-Bashir (…) Más de 30 testigos presentarán cómo él lograba controlarlo todo. Tenemos evidencias contundentes de sus intenciones», añadió.

El año pasado, el fiscal le dijo al Servicio Árabe de la BBC que pobladores de Darfur habían sido violados y asesinados tanto por el Ejército sudanés como por las milicias Janjaweed pro-gubernamentales, lo que ha sido negado por las autoridades de Jartum.

Esfuerzos diplomáticos

La corresponsal de la BBC para África Oriental Karen Allen informó que en las últimas semanas habían tenido lugar intensos esfuerzos diplomáticos para intentar una postergación en la decisión de los jueces.

«Mientras que el Reino Unido, Francia y Estados Unidos apoyan el pedido del fiscal para que el presidente Al-Bashir responda por los presuntos crímenes, los estados miembros de la Unión Africana y la Liga Árabe han advertido que cualquier acusación puede empujar al país a una crisis más profunda, justo cuando se han producido avances en las conversaciones de paz», dijo Allen.

La corresponsal agregó que existe preocupación de que el fallo también contribuya a la escalada militar que ha tenido lugar en la frontera que comparten Sudán y Chad. Ambos países se acusan mutuamente de dar refugio a facciones rebeldes rivales.

Fuente: BBC Mundo