0
Compartir

Un total de 149 quejas por discriminación recibió entre los años 2007 y 2008 la Defensoría del Pueblo, en la mayoría de los casos por padecimiento de VIH/Sida o razones de género, reveló la defensora Beatriz Merino, quien sostuvo que la respuesta del Estado a estos casos no es organizada sino parcial e insuficiente.

De esa cifra, 28 casos fueron motivados por la enfermedad del VIH/Sida, mientras que 22 por género, 19 por la raza o identidad étnica, 18 por discapacidad, 13 por origen o procedencia, 12 por indumentaria, 11 por edad, 9 por religión, 7 por orientación sexual, y 4 por apariencia física, entre otros factores.

Merino anotó que si bien se han dado algunos pasos como las 36 ordenanzas regionales contra la discriminación y que contienen medidas importantes para erradicar esas prácticas, esto no es suficiente para lograr una respuesta organizada a este problema.

Señaló que para que se determine si un caso es discriminación o no debe analizarse tres factores: si hay trato diferenciado, si hay un motivo prohibido y si se afecta o no algún derecho de la persona.

Señaló que la sentencia del primer caso por discriminación que denunció la Defensoría del Pueblo ante el Poder Judicial relacionado con la estudiante Vilma Palma, será leída el 15 de mayo próximo.

Cabe recordar que Palma, una estudiante de Industrias Alimentarias del Instituto Superior Tecnológico Manuel Arévalo Cáceres, de Los Olivos, fue discriminada por sus profesores cuando intentaba realizar prácticas profesionales, debido a que padece de discapacidad motora y de lenguaje.

RECOMENDACIONES. La defensora del Pueblo presentó hoy el informe “Actuación del Estado frente a la discriminación. Casos conocidos por la Defensoría del Pueblo”, en el que se dicta una serie de recomendaciones para las diversas entidades estatales.

Entre éstas se plantea la capacitación de jueces y fiscales a fin de que sus pronunciamientos en estos casos guarden los mismos parámetros. También se recomienda al Ministerio de Salud, Essalud y a los gobiernos regionales adoptar medidas para evitar y prevenir actos de discriminación en las atenciones de salud, entre otras.

Asimismo, anunció que esa institución seguirá prestando apoyo a Carmen Guevara, madre de un menor que resultó infectado con VIH en la ex Maternidad de Lima y que ha sido discriminado en colegio de San Juan de Lurigancho.

Fuente: Perú21