1
Compartir

Los Jóvenes, Adolescentes y Niños, Niñas Trabajadores Organizados del Perú,  en el marco de la celebración mundial por el Día del Trabajo, nos dirigimos afectuosamente a todas y todos los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos trabajadores,  al estado peruano y a la sociedad civil para expresarles nuestra opinión sobre el significado que guarda este 1º de mayo para nosotros:

LA CRISIS FINANCIERA MUNDIAL Y LA INFANCIA

Nosotros los Jóvenes, Adolescentes y Niños Trabajadores Organizados del Perú consideramos que la crisis mundial financiera no es sólo una amenaza para el Perú, es ya una realidad que afecta dramáticamente a los millones de niños, niñas y adolescentes quienes en su mayoría vivimos en situación de pobreza y pobreza extrema. Economistas han declarado que para los meses de mayo y junio se despedirán alrededor de 200,000 peruanos de sus centros de labores. La informalidad laboral en la que ya se encuentra el Perú se agudizará más. Las y los pobres del Perú seguirán incrementándose. Las y los niños pobres sin acceso a la educación, salud, vivienda, etc. seguirán aumentando. Frente a esta situación ¿Qué hace el Estado peruano?


Los escenarios para los siguientes meses se muestran difíciles y tortuosos, y esto podrá verse reflejado en las calles. Niños, jóvenes, adultos y ancianos buscarán como “ganarse la vida” en las calles y poder salir adelante, buscando soluciones a eso que se ha dado en llamar “crisis mundial” que nosotros, los niños, niñas y adolescentes trabajadores, no ocasionamos.

LA SITUACION DE LA NIÑEZ EN EL PERU

La situación de la niñez y juventud en el Perú se torna cada vez más lamentable y precaria. Alrededor del 40% de la población se encuentra en situación pobreza. El 60% (6 millones) de niños en el Perú son pobres. El 25% de niños sufren de desnutrición crónica. Esta es una radiografía dolorosa sobre cómo nos encontramos hoy los niños, niñas y adolescentes en el Perú. ! Esto es un crimen para nosotros!

Pese a ello, el Estado peruano ha elaborado un sin fin de programas y planes que “velan” por los derechos de los niños, niñas y adolescentes, sin embargo ninguno de estos planes y programas cuenta con un presupuesto asignado. Todo ha quedado en el papel y en el olvido.

Muy por el contrario, promueve leyes que penalizan la pobreza, como la famosa “ley de la mendicidad” que busca internar a niños y adolescentes, retomando las viejas prácticas de la situación irregular del niño, contraviniendo los postulados de la Convención sobre los Derechos del Niño. Incluso el Comité de los derechos del Niño de Naciones Unidas recomienda que se derogue dicha ley.

LOS NATS UNA NUEVA ESPERANZA.

A pesar de la situación dramática y adversa en que nos encontramos los niños, niñas y adolescentes trabajadores del Perú, y más aún, sin contar con el apoyo del Estado,  continuamos luchando junto a nuestros padres, nuestras familias y amigos, por construir un mundo mejor.

Desde muy pequeños, al igual que muchos adultos lo hicieron cuando fueron niños, trabajamos junto a nuestros padres.  De esta forma contribuimos con las necesidades básicas de nuestras familias. Si no hubiésemos trabajado de seguro hoy no estuviéramos escribiendo este pronunciamiento. Nuestro trabajo es reconocido por nuestros padres y nuestras familias. Incluso, según estudios recientes consideran que los niños, niñas y adolescentes contribuimos con el 1% del PBI, equivalente a 1,6000 millones de soles al año.

El trabajar no sólo nos ha permitido un ingreso económico. Hemos desarrollado capacidades y habilidades como la responsabilidad, la solidaridad, autonomía, la participación protagónica, etc. que difícilmente lo hubiésemos encontrado fuera de nuestro trabajo. El trabajar nos ha permitido llegar a ser seres humanos.

Pero lo más hermoso que nos ha prodigado el trabajar es tener dignidad:

  • Dignidad para decir basta ya a todas las injusticias que se cometen contra nosotros.
  • Dignidad para decir que queremos trabajar en condiciones dignas y se nos reconozca como Jóvenes, Adolescentes, y Niños Trabajadores.
  • Dignidad para valorar la organización y exigir nuestra participación protagónica en todo aquello que nos incumbe.
  • Dignidad para denunciar la explotación que sufrimos muchos de nosotros.
  • Dignidad para decir: Nuestra opinión cuenta.

Hoy 1º de mayo, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes trabajadores organizados manifestamos:

  • Que se reconozca y valore el trabajo como derecho humano, tal como lo señala la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el art. 23. El trabajo es una condición indispensable para todo ser humano sin excepción.
  • Que el estado peruano aumente el presupuesto para el sector educación del escueto 2.8% del PBI al 6% tal como lo hacen muchos países de la región. El mejoramiento de la calidad de la educación es vital para el desarrollo humano y el ejercicio de la ciudadanía.
  • Que el Estado peruano destine verdaderamente un presupuesto a los programas y  planes creados para el desarrollo de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, tal como lo recomienda el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas.
  • Que la organización y participación protagónica de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes es fundamental para la construcción de una sociedad verdaderamente democrática.

A todas y todos los trabajadores, de las zonas urbanas y rurales; niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos; hombres y mujeres, y de todas las condiciones sociales les deseamos nuestras felicitaciones por su trabajo, por su incalculable esfuerzo en la construcción de nuestro país

¡Si al TRABAJO DIGNO y NO A LA EXPLOTACIÓN!
¡¡SI A LA IGUALDAD, NO A LA DISCRIMINACIÓN!!
¡¡SI AL TRABAJO PROTEGIDO-NO AL MALTRATO Y AL ABUSO!!

Lima, 28 de abril de 2009.