0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) hace de conocimiento público y de los medios de comunicación que NO ha presentado ninguna denuncia por genocidio contra el Estado Peruano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, afirmación falsa que publica el diario Correo en su edición de hoy.

La CNDDHH, al mediodía del pasado 5 de junio cursó una alerta al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Santiago Cantón, solicitando su intervención ante las autoridades peruanas en relación con los graves sucesos de violencia que se registraban en Bagua a fin de insistir en que la actuación de las autoridades se ciña a la ley y los derechos humanos. En la alerta expresamos nuestra preocupación por la información de víctimas mortales entre los civiles y la policía, y por la situación de violencia y caos generada en esas circunstancias en la ciudad de Bagua Chica. 

La alerta es una práctica normal ante situaciones de riesgo como la que se presentaba en esos momentos, de acuerdo a las informaciones de los medios de comunicación, y tiene un carácter eminentemente PREVENTIVO porque lo que busca es precisamente tratar de evitar desgracias.

La CNDDHH ha expresado públicamente su condena e indignación por el asesinato de policías. Igualmente lamenta la muerte de civiles, cuyo número aún no se precisa con claridad a pesar de los días transcurridos. Nos inscribimos en el esfuerzo colectivo que encabeza la Defensoría del Pueblo para evitar toda violencia fratricida. Particularmente consideramos que la negligencia y las malas decisiones políticas del Gobierno y el Congreso han contribuido de manera fundamental en la desgracia que ahora lamentamos en Bagua.

La posición de la CNDDHH se expone claramente en la declaración difundida el 6 de junio y publicada ayer 7 de junio en el diario La República. Esta declaración ratifica una línea de principios claramente establecida y permanentemente reiterada, que pone por encima de todo el respeto a la vida y el rechazo a toda violencia, venga de donde venga.

Lima, 8 de junio de 2009