0
Compartir

En carta remitida al Ministro de Defensa y al Presidente del Consejo de Ministros,  la CNDDHH expresa su preocupación por la intervención de las fuerzas armadas en el control del orden interno en Iquitos y otras ciudades del país. Más allá de que la norma que regula el empleo de la fuerza por parte de personal militar se encuentra cuestionada por una acción de inconstitucionalidad, consideramos que una intervención militar, en respuesta a las marchas convocadas por organizaciones sociales,  puede llevar a que se produzcan vulneraciones de los derechos humanos, ya que el entrenamiento y armamento de nuestas fuerzas armadas está previsto para operaciones de defensa del territorio nacional y no para el control interno.