1
Compartir

Luego de los trágicos acontecimientos de violencia que tuvieron como resultado la pérdida de vidas humanas de miembros de la policía nacional del Perú y la sociedad civil, al día de hoy 08 de junio del 2009, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos ha registrado una serie de irregularidades y posibles violaciones a los derechos humanos, por lo que cumplimos con informar lo siguiente:

Nos preocupa la incierta situación de los 25 detenidos en el Cuartel “El Milagro”. Al respecto, nos hemos apersonado ante las oficinas del Ministerio Público a fin de tomar conocimiento de la real situación en que se encuentran dichas personas sin resultado alguno.

Del mismo modo, expresamos nuestra profunda preocupación por la situación de los 12 detenidos en la Comisaría de Bagua Chica, de los cuales 3 son menores de edad. Entre los principales acontecimientos registrados resaltamos la imposibilidad de los detenidos de contar con un abogado de su libre elección, diligencias policiales sin la debida presencia de un intérprete vulnerando el Convenio Nº 169 de la OIT, la falta de información sobre los hechos imputados y la negativa de las autoridades a brindar información sobre la identificación del personal policial encargado de la investigación.

Frente a lo manifestado,  invocamos al Ministerio Público como defensor de la legalidad actuar en el marco de sus atribuciones, cumplir con los derechos reconocidos en la Constitución y en las normas Internacionales.

Así mismo si bien hemos constatado el retorno de los nativos a sus comunidades, éste se viene dando aún de manera lenta y con bastantes dificultades logísticas a pesar de los grandes esfuerzos de organizaciones eclesiales y de otra índole. Por lo cual exhortamos a las autoridades a tomar las diligencias del caso para garantizar un retorno seguro y adecuado a sus localidades de origen.
De otro lado, según lo referido por el propio Jefe del Cuartel militar “El Milagro” se han  producido 99 detenciones desde que se implantó el toque de queda en la ciudad de Bagua, lo cual es preocupante puesto que el nivel de información de las autoridades militares hacia la población civil es nula o escasa.

Finalmente compartimos el pesar de los familiares de los miembros de la sociedad civil y de la policía nacional víctimas de este conflicto e invocamos a las autoridades a brindar las facilidades pertinentes a los organismos de derechos humanos presentes en la zona, a fin coadyuvar el respeto irrestricto de sus derechos fundamentales y lograr el restablecimiento de la tranquilidad y la paz social en la zona.

Lima 9 junio 2009

Puede interesarte: