0
Compartir

Una Misión Internacional de Derechos Humanos compuesta por profesionales independientes de diversos países se constituyó en Honduras el 17 de julio pasado para verificar las violaciones a los derechos humanos ocurridas en Honduras durante y después del golpe de Estado del pasado 28 de junio.

La Misión internacional constató la existencia de violaciones graves y sistemáticas a los derechos humanos en Honduras con posterioridad al golpe de Estado. Algunas de ellas tienen como origen la aplicación de normas abiertamente contrarias a los compromisos internacionales, la militarización de funciones en instituciones estatales, abusos por parte de fuerzas de seguridad y la suspensión de garantías que establece restricciones a una amplia gama de derechos fundamentales incluyendo la libertad personal, la movilidad y otros.

Ver informe completo

Puede interesarte: