1
Compartir

La FIDH llama a que se declare nulo concurso para magistrados y expresa su respaldo al Dr. Guillén

La Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) está muy preocupada, tras las informaciones recibidas sobre irregularidades en el concurso del Consejo Nacional de la Magistradura (CNM) y la desaprobación del Fiscal Adjunto, el Dr. Guillén, por la independencia de la justicia en el Perú.

La FIDH sospecha que la desaprobación del Dr. Avelino Guillén, cuyo profesionalismo es ampliamente conocido, haya sido consecuencia de su lucha contra la corrupción y a favor de los derechos humanos. En efecto, parece poco probable que el Dr. Guillén haya podido suspender un examen que versaba sobre el caso Alberto Kouri – Vladimiro Montesinos, un proceso que él mismo asumió en el Ministerio Público y llevó a la condena de ambos procesados.

Sin prejuzgar del papel que podría haber tenido el Dr. Amoretti Pachas, abogado que habría estado a cargo de confeccionar y corregir el examen para los postulantes a vocalías y fiscalías especializadas en asuntos penales, no parece adecuado que un abogado que se ha visto en varias ocasiones enfrentado profesionalmente al Dr. Guillén, por haber sido (al igual que sus socios) el abogado de la parte acusada en varios procesos por violaciones a los derechos humanos y casos de corrupción llevados por el Dr. Guillén, haya estado encargado de corregir el examen de este último.

La Presidenta de la FIDH, Souhayr Belhassen, recuerda: “Las actuaciones del Dr. Guillén han sido clave para lograr que se juzgara y condenara al ex Presidente Alberto Fujimori por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la época de la violencia. Contribuyó así a sentar un fuerte precedente que facilitará, sin lugar a duda, la lucha contra la impunidad de crímenes graves cometidos no solamente en el Perú sino también más allá de las fronteras, y participa a la prevención de violaciones de derechos humanos. Por lo tanto, no podemos aceptar que se descarte a este magistrado”.

El caso del Dr. Guillén no es el único en el cual se denuncian irregularidades en el marco de este concurso. Además, a esto se añaden denuncias por actos de corrupción por un miembro del CNM, y varias irregularidades: la comisión encargada de elaborar y corregir exámenes debería haber sido integradas por los consejeros ; no deberían haber participado jueces en actividad en el proceso de evaluación ; abogados que se presentaron al examen sin haber antes aprobado el examen de la Academia de la Magistratura, el cual se requiere previamente.

Por estos motivos, la FIDH llama el CNM a que anule los resultados de la Convocatoria N° 003-2009-CNM y convoque a un nuevo concurso que cumpla con los criterios de objetividad y transparencia. Esto resulta indispensable para garantizar la transparencia, independencia, objetividad y profesionalismo del Poder Judicial en su conjunto, en conformidad con los estándares internacionales en la materia, y en particular con los Principios básicos relativos a la independencia de la judicatura de las Naciones Unidas. La independencia de la justicia es imprescindible para garantizar el respeto de los derechos humanos y de la democracia en un Estado de derecho.

Puede interesarte: