0
Compartir

Magistrada tiene a su cargo importantes casos de violaciones a los derechos humanos como Putis, Cabitos, Cayara, Accomarca, Chuschi, Lucanamarca, Huanta y otros

Gloria Cano, abogada de la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), saludó el archivamiento de la denuncia en contra de la fiscal Cristina del Pilar Olazábal Ochoa, Fiscal Adjunta de la Primera Fiscalía Supraprovincial de Ayacucho, por la presunta comisión del delito contra la administración de justicia en la modalidad de prevaricato, en agravio del Estado.

“Hoy se nos notificó la Resolución –de fecha 22 de abril de 2010–, en donde se resuelve declarar no ha lugar a apertura de instrucción contra la doctora Cristina Olazábal, a la vez que se dispone el archivamiento de la denuncia contra ella por prevaricato», señaló.

“Para las víctimas de casos como Putis, Cabitos, Cayara, Accomarca, Chuschi, Lucanamarca, Huanta, Cangallo, Totos, y muchos otros casos más, se trata de un triunfo inicial, ya que esperaremos la confirmación a cargo de la segunda instancia”, agregó la doctora Cano.

En enero de este año, la Fiscalía de la Nación declaró fundada la denuncia interpuesta por el presidente de la República, Alan García Pérez, contra la doctora Cristina Olazábal, por la supuesta comisión del delito de prevaricato en la formulación de la denuncia penal –­delito de genocidio– por los hechos de Accomarca, ocurridos en su primer gobierno. “Se aducía que el delito de genocidio no estaba tipificado en la ley nacional y por lo tanto, no se ajustaba a derecho; sin embargo, la denuncia de la fiscal Olazábal se sustentaba en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y en la Convención contra el Genocidio, que el Perú está en obligación de cumplir”, acotó la letrada.

A raíz de este hecho, diversos organismos nacionales e internacionales expresaron su preocupación ya que, con dicha denuncia, se afectaba la labor de la doctora Olazábal, cuya valentía y sensibilidad hacia el clamor de verdad y justicia, por parte de las víctimas del conflicto armado interno, fue clave en el impulso dado a las investigaciones por diversos casos de violaciones a los derechos humanos.

“A pesar de las hostilizaciones, amenazas y presiones, la labor de la doctora Olazábal ha logrado recuperar cientos de restos de desaparecidos y promover procesos judiciales a centenares de violadores a los derechos humanos, desde Ministros de Estado, Generales, Coroneles  e incluso, al máximo dirigente de Sendero Luminoso, como autor de la matanza de Lucanamarca”, concluyó la abogada de APRODEH.