0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) presentó una denuncia penal contra los efectivos militares de la Base Contrasubversiva de Vilcashuamán en 1984 y los que resulten responsables por  la comisión del delito Contra la Vida, el Cuerpo y la Salud – Homicidio Calificado, en agravio de Amadeo Soto Vargas. La denuncia fue presentada el pasado 23 de abril ante la Fiscalía Penal Supraprovincial de Ayacucho.

En enero de 1984, Amadeo Soto, junto a otros varones mayores de edad de su comunidad, acudió al llamado de los militares para colaborar con las tareas de  limpieza impuestas. Luego de un arduo trabajo, se dirigió a una tienda cerca de la plazuela de la ciudad para comprar una gaseosa. Allí, un grupo de soldados lo patearon brutalmente y lo detuvieron para luego llevárselo con rumbo desconocido.

La familia, enterada de la detención, se acercó al cuartel de Vilcashuamán en varias oportunidades para preguntar por el paradero de su familiar. Lamentablemente, varios días después de su detención,  encontraron el cuerpo de  Amadeo en un pozo que había sido llenado por la lluvia. Su rostro estaba desfigurado pero sus familiares lo reconocieron inmediatamente por su ropa y el resto de sus características físicas. Enterraron sus restos cerca del lugar donde lo habían encontrado.

Se espera que las investigaciones a nivel fiscal puedan dar luces sobre la responsabilidad de los autores para la posterior judicialización, y que los familiares de las víctimas, luego de tantos años, alcancen justicia.

Ver denuncia penal presentada por CNDDHH

Puede interesarte: