0
Compartir

Ante el gravísimo suceso de violencia acaecido en aguas internacionales contra la flotilla de la paz que zarpó de las costas de Chipre con fines humanitarios y fue atacada por las fuerzas armadas de Israel, con el lamentable saldo de una decena de activistas muertos y más de medio centenar de heridos, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos manifiesta lo siguiente:

Atacar a una delegación humanitaria (por definición, pacífica y desarmada) que llevaba 10,000 toneladas de suministros de emergencia  para los palestinos encerrados en Gaza, y causar muertes y heridas a sus miembros no puede calificarse sino de un acto de terrorismo de Estado.

Expresamos nuestra más enérgica condena al Estado de Israel por este hecho y exigimos a nuestro Gobierno hacer lo propio, pronunciándose en el seno de las Naciones Unidas por la sanción al Estado de Israel así como el procesamiento de quienes resulten responsables de estos asesinatos.

Instamos a la comunidad internacional a atender la causa fundamental que produjo este suceso, es decir, a demandar el levantamiento del bloqueo al cual ha sido sometida la zona de Gaza por el Estado de Israel desde el año 2007, el cual genera una situación de vulneración sistemática a los derechos humanos de la población que allí habita.

Hacemos un llamado a todas las organizaciones de la sociedad civil a nivel global a movilizarse en contra del Estado de Israel. Paremos de una vez este accionar brutal y que tantas vidas inocentes cobra.