0
Compartir

El viernes 25 de junio, la presa de relaves de la mina Caudalosa Chica reventó, esparciendo su contenido tóxico en el río Opamayo, provincia de Angaraes, región Huancavelica. Según Defensa Civil el 80 por ciento del río fue contaminado con 21 mil 420 metros cúbicos de relave, afectando a cientos de personas, además de animales y sembríos de zonas aledañas . El Comité de Fiscalización del Medio Ambiente de la provincia de Angaraes denunció el «criminal atentado a la ecología del río Opamayo» ocasionado por la Minera Caudalosa Chica. Reproducimos el comunicado:

¡ABAJO EL ATENTADO CRIMINAL A LA ECOLOGIA DEL RIO OPAMAYO!

El COMITÉ DE FISCALIZACION DEL MEDIO AMBIENTE DE LA PROVINCIA DE ANGARAES, nos dirigimos a las hermanas provincias  del pueblo Huancavelicano, a nuestros compoblanos de la Provincia de Angaraes y a todos los peruanos en general para manifestar lo siguiente:

  1. Denunciamos, el acto criminal contra nuestra ecología del río Opamayo, ocasionado por  la irresponsable Empresa Minera Caudalosa Chica el día 25 de Junio del presente año. La presa de relaves de esta Empresa Minera reventó aproximadamente a las 8 p.m. llegando un alud de relaves mineros  de 500 toneladas métricas  al río Totora en la jurisdicción del Distrito de Huachocolpa y luego a los cauces del río Opamayo Jurisdicción del Distrito de Lircay Angaraes Huancavelica.
  2. Enterados de este hecho, las autoridades de nuestra Provincia, integrados por la Fiscal de la Provincia de Angaraes, Policía Nacional de Lircay, MINSA Lircay, Alcalde de la Municipalidad Provincial de Angaraes, Alcalde del Distrito de Cochaccasa,  La Consejera Regional por la Provincia de Angaraes, Presidentes Comunales de San Juan de Dios, Yanaututo, Palcas, Rumichaca y miembros del Comité de Fiscalización del Medio Ambiente de Angaraes, se constituyeron en el lugar de los hechos el día sábado 26 de Junio del presente año, para evaluar y constatar los daños causados por este alud de relaves mineros provenientes de la Empresa Minera Caudalosa Chica.
  3. Denunciamos los daños causados contra la ecología de nuestro río Opamayo, que en toda su rivera, se encontró miles de truchas muertas, siendo afectadas las comunidades de Totora, Palcas, Yanaututo, Tucsipampa, Rumichaca, Lircay, Ocopa, Anchonga, Huayllay, Callanmarca, Huancahuanca, Congalla y otras comunidades vecinas por donde atravesó este alud de relaves mineros, poniendo en peligro la vida de muchas personas y animales que consumen estos productos y consumen las aguas de este río.
  4. Responsabilizamos a la Empresa Minera Caudalosa Chica de las consecuencias que ocasione en la vida de los niños y población Angareña que por desconocimiento consumieron estas truchas muertas por envenenamiento con plomo y otras sustancias toxicas como el cianuro que utilizan en su planta concentradora, y así mismo por la vida de los animales de estas comunidades que utilizan como bebedero  la rivera de este río.
  5. Demandamos a las autoridades encargadas de supervisar el cuidado del medio ambiente a Osinerming, Ministerio de Energía y Minas, Dirección Regional de Minería de Huancavelica, Digesa y otras para que en la brevedad posible evalúen los daños ocasionados y sancionen ejemplarmente a esta empresa irresponsable que permanentemente venia vertiendo sus relaves sin ningún tratamiento a las cauces del río Opamayo. Del mismo modo exigimos sanción para los funcionarios de Osinerming que tienen la obligación de supervisar, no lo hicieron en su oportunidad para detectar el mal estado de su presa de relaves de esta empresa, que funcionaba en forma artesanal sin cumplir con el PAMA que obliga a toda empresa minera en la actualidad.

Por todo lo manifestado, hacemos un llamado a todas las autoridades, a las organizaciones sociales, y a todo el pueblo Angareño a emprender una jornada de lucha para hacer prevalecer nuestros derechos y exigir a las autoridades competentes que garanticen la vida de los pobladores de nuestra localidad.

Angaraes junio 2010