1
Compartir

PRONUNCIAMIENTO

La Comisión de Derechos Humanos de Ica se une a todas las instituciones eclesiales y civiles y a todas las personas que vienen manifestando su solidaridad con el Hermano Paul McAuley  y que condenan, rechazan la decisión del el Ministerio del Interior de cancelar su residencia en el Perú.

  1. Es inconcebible que en un país que se precia de demócrata no se tolere a quien defiende los derechos humanos, el medio ambiente, los recursos naturales y a los pueblos nativos de la selva;  que se considere el trabajo del hermano Paul  McAuley  como una amenaza a la seguridad nacional.
  2. Ciertamente, el problema no es el Paul  McAuley sino el gobierno que tenemos y su incapacidad para gobernar en democracia; mientras tanto, sí se tolera la contaminación de los ríos, la deforestación de los bosques, la ilegalidad y corrupción al ofrecer algunas concesiones que sólo generan  el enriquecimiento injusto de pocas personas o empresas ignorando a los pueblos nativos de nuestra selva peruana, actuando hasta inconstitucionalmente en su contra.
  3. Algunos dirán que siendo extranjeros se le concede la residencia para un trabajo concreto, en este caso lo religioso. Habría que preguntarles si religioso no es atender a los hermanos nativos tan golpeados históricamente, si religioso no es defender los derechos de los pueblos y la naturaleza maltratada.
  4. Tendremos que recordarle al ministerio del interior que los derechos son universales y que deben ser defendidos siempre en todas partes y por todas las personas seamos nacionales ó extranjeros.
  5. Demandamos al gobierno de Alan Garcia la inmediata anulación  de la resolución en contra del Hermano Paul McAuley  y el cese de hostigamientos, acusaciones y amenazas en contra de los defensores de la amazonia y los derechos de los nativos.
  6. Esta actitud entreguista e intolerante del gobierno está haciendo mucho daño a la democracia peruana. Cuándo vamos a aprender que las armas de la democracia son el diálogo y la concertación y que la prepotencia solo conduce a una mayor violencia.

Ica, julio del 2010

Ing Gustavo Echegaray Aguirre
Presidente de Codehica