2
Compartir

Podría hacerse uso excesivo de la fuerza gracias a DL 1095

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos expresa su preocupación por la tensa situación que se vive en la provincia de Espinar, Cusco, en tanto la población se encuentra muy indignada y pueden haber más enfrentamientos con la Policía Nacional, quienes podrían hacer uso excesivo de la fuerza mediante el recientemente aprobado Decreto Legislativo 1095.

Asimismo respaldamos los cuestionamientos al proyecto Majes Siguas II, que supondría un riesgo para el derecho al agua de los habitantes de esta zona. La población de Espinar ha estado siempre dispuesta al diálogo y ha utilizado todos los canales institucionales disponibles para tratar de llegar a una solución, incluso existen dos resoluciones judiciales que ordenan que se detenga el proyecto hasta que se realicen los estudios técnicos necesarios. Sin embargo el gobierno central ha hecho oídos sordos a las demandas de la población de Espinar y lo decidido por los tribunales y, acelerando el cronograma previsto entregó la buena pro del proyecto el pasado 13 de septiembre, cuando la fecha fijada era el 15 del mismo mes.

Frente a esta situación, debe tenerse en cuenta además que el 01 de setiembre se aprobó el DL 1095 que permite la intervención del ejército inclusive en zonas no declaradas en estado de emergencia, en respaldo a las acciones de la policía nacional, como es el caso en la provincia en Espinar. Ello podría poner en riesgo la vida e integridad de la población de la zona, que ha salido masivamente a las calles para expresar su indignación.

La CNDDHH hace un llamamiento al gobierno central para que evite un nuevo derramamiento de sangre de peruanos y peruanas, procediendo a declarar a la brevedad la  nulidad de  todo el proceso de licitación de Majes Siguas II y a cumplir con las resoluciones judiciales que ordenan paralizar el proyecto hasta que se cuente con los estudios que demuestren que éste no afectará el derecho al agua de la población de Espinar.

Datos:
Según la Resolución Supremas 395-2010-DE, publicada el pasado sábado 11  en el boletín de normas legales del diario “El Peruano”, se autoriza la intervención de las Fuerzas Armadas en apoyo a la policía, aunque no la sustituirá en sus labores. Es decir, hay autorización para que las Fuerzas Armadas ingresen a la zona.

Desde el año 2009, la provincia cusqueña de Espinar ha venido realizando una serie de paralizaciones por varios motivos,  entre las más importantes, y que se han venido postergando en múltiples ocasiones, es contra la construcción de la represa Angostura (en la cuenca del río Apurímac) Majes Siguas II para ampliar el proyecto Majes Siguas I en Arequipa y que el actual gobierno a través de Pro – inversión ha venido promoviendo. Desde el inicio, la principal preocupación de los pobladores  ha sido el agua y lo que ello significaría para su supervivencia.

Lima, 15 de Septiembre de 2010.


Ver también:

Puede interesarte: