0
Compartir

El Colegiado de la Sala Penal Nacional conformado por los magistrados Ricardo Brousett (Presidente), Clotilde Cavero (Directora de Debates) y Jimena Cayo dieron por concluido los debates orales y citaron para el lunes 22 de noviembre a las 4 de la tarde al acto de lectura de sentencia, contra los militares presuntos responsables del asesinato de doce personas entre ellos 2 niños y 2 ancianos, además de autoridades comunales, pertenecientes a las localidades de Pomatambo y Parcco Alto, provincia de Vilcashuamán, departamento de Ayacucho.

Como se recordará, en horas de la noche del 22 de octubre de 1986, dos patrullas del Ejército (“Bayer” y “Búfalo”), provenientes de la base militar de Vilcashuamán, incursionaron en la localidad de Pomatambo y detuvieron a: Eusebio Najarro Alarcón, Teodoro Castillo García, José Fernández Bellido, Manuel Remón Zea, Timoteo Bautista Bellido, Jacinto Gutiérrez Gómez y Antonio Najarro Soto, autoridades locales que se encontraban reunidos preparando un campeonato deportivo. Los detenidos fueron conducidos por los militares a la localidad de Parcco Alto, donde incursionaron, aproximadamente a las 6 de la mañana del 23 de octubre del mismo año. En dicho lugar, los militares dieron muerte a los 7 detenidos de Pomatambo y también a: Donato Ramírez Rivera, Hilda Buitrón Gutiérrez (ambos esposos de 86 años), Reynaldo Ramírez Buitrón, y a los menores Mario Ramírez Castillo (08) y Eugenia Ramírez Castillo (12). Pasado el mediodía hizo su arribo en un helicóptero el entonces Teniente Coronel EP Carlos Armando Bardales Angulo, jefe del puesto de comando de Cangallo, quien habría ordenado a los integrantes de las patrullas, que incineraran los cuerpos, como estos no fueron consumidos por el fuego, los restos humanos calcinados fueron llevados por los militares y arrojados en la quebrada denominada Mongas Punku con la finalidad de encubrir el delito. Días después, de dicho lugar, el entonces Juez Mixto de Cangallo recuperó algunos restos humanos.

Este caso fue investigado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación, que en el año 2003 denunció los hechos a la Fiscalía Supraprovincial de Ayacucho y desde esa fecha se viene investigando y procesando a los militares Carlos Armando Bardales Angulo, Jesús Dante Retamal Guerra (reo ausente), Miguel Marco Antonio Becerra Urbina, Roberto Espinoza Batistini, Agustín Tuya López (reo ausente) y Eduardo Estela Araujo, la Primera Fiscalía Superior Nacional, a cargo del Dr. Víctor Cubas Villanueva a solicitado que se les imponga a cada uno de ellos 20 años de pena privativa de libertad.

En espera de que la sentencia exprese la voluntad responsable de sanción a los culpables de tan horrendo episodio que daña nuestra condición humana y mancha la honra de militares dignos, los familiares del caso Parcco – Pomatambo convocan a una vigilia en el frontis del local de la Sala Penal Nacional, ubicada en la Av. Uruguay 145 – Cercado de Lima, a partir de las 2:00 p.m. Luego de leída la sentencia, ofrecerán una conferencia de prensa en el local del Centro Español (Av. Salaverry 1910 – Jesús María) a partir de las 6:00 p.m.

La Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH) y la Comisión Episcopal de Acción Social (CEAS) ejercen la defensa legal de los familiares de las víctimas en este proceso. A la vez, se viene brindando el acompañamiento psicosocial a los familiares de las víctimas para que este proceso sea en sí mismo reparador y dignificante.