0
Compartir

El 22 de octubre de 1986, dos patrullas del Ejército Peruano incursionaron en la localidad de Pomatambo, Ayacucho en donde detuvieron a 7 pobladores. Luego se dirigieron a la localidad de Parcco, donde detuvieron también a otras cinco personas. Los doce pobladores, entre ellos dos niños de 8 y 12 años de edad, fueron asesinados e incinerados. La Sala Penal en un increíble fallo ha absuelto a los responsables de este crimen alegando que se trató de excesos. Conversamos con el Dr. Gustavo Campos de la Comisión de Derechos Humanos COMISEDH respecto a esta peligrosa tendencia del Poder Judicial de absolver casos de violaciones de derechos humanos en nuestro país.

Puede interesarte: