3
Compartir

A 50 años de la Resolución 1514 de la ONU, aprobada el 15 de Diciembre de 1960, que concede la independencia a los países y pueblos coloniales, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos quiere llamar la atención sobre la crítica situación en el Sahara Occidental respecto de los derechos del pueblo saharaui.

El Sahara Occidental, en el extremo noroccidental del Africa, constituye el último caso de descolonización en África. Antigua colonia de España, fue ocupada ilegalmente por Marruecos en 1975 e impide la realización de un reférendum para que el pueblo saharaui ejerza su derecho a la libre determinación.

El 8 de Noviembre pasado las fuerzas de seguridad y la policía marroquíes asaltaron el campamento de protesta de Gdeim Izik, instalado por más de 15 mil saharauis protestando por la discriminación que sufren para acceder a empleos y servicios básicos en el territorio ocupado.

La cantidad de víctimas mortales del ataque y de acciones represivas posteriores, no puede determinarse por el cerco informativo marroquí y la expulsión de periodistas extranjeros. El Frente POLISARIO, representante del pueblo saharaui, refiere cientos de heridos y detenidos arbitrariamente. Marruecos acepta la ocurrencia de muertes pero sostiene, increíblemente, que la mayoría son fuerzas de seguridad asesinados por civiles saharauis.

El Parlamento Europeo ha emitido una Resolución solicitando a la ONU investigue lo ocurrido e  insta a Marruecos a permitir el trabajo de la prensa y de organizaciones de derechos humanos para que los hechos en Gdeim Izik y en El Aauín sean esclarecidos. Reitera su apoyo a las  conversaciones informales entre Marruecos y el Frente Polisario desarrolladas este año, y plantea la inclusión de la vigilancia de la situación de los derechos humanos como parte de las funciones de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental .

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos hace suyo los reiterados informes de Amnistía Internacional, Human Rights Watch y de otras organizaciones internacionales que dan cuenta de la sistemática violación de los derechos humanos cometida por el Estado marroquí en contra los saharauis en el territorio ocupado. Invoca a la Cancillería peruana a apoyar las iniciativas presentadas foros de la ONU para que la crisis actual en el Sahara Occidental sea abordada desde los principios establecidos por la Resolución 1514 y posteriores sobre el Sahara Occidental, considerado como un caso de descolonización, para que el pueblo saharaui ejerza su derecho a la libre determinación mediante un referéndum en el que la independencia sea una opción a elegir. Y  a demandar que la MINURSO vigile la situación de los derechos humanos.

Finalmente, instamos al Gobierno Peruano a restablecer relaciones diplomáticas con la República Árabe Saharaui Democrática, suspendidas unilateralmente y sin motivo justificado por el gobierno de Alberto Fujimori.

Lima, 20 de diciembre de 2010.

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos