0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos saluda a la Asociación Paz y Esperanza en sus 15 años de inagotable trabajo en la defensa y promoción de los derechos humanos.

Lima, 21 de enero de 2011.

Señores:
Asociación Paz y Esperanza
Presente

.
De nuestra mayor consideración:

Reciban las sinceras felicitaciones por los quince años de labor inagotable e indesmayable de “Paz y Esperanza”, de parte de quienes integramos la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos. A lo largo de este tiempo hemos sido testigos de su comprometida labor por la justicia social en favor de los derechos de los más necesitados en nuestro país,  así como de su constante esfuerzo por consolidar una auténtica democracia para una sociedad equitativa y tolerante, bajo los preceptos y valores cristianos de la vida, la verdad y la justicia.

El trabajo de Paz y Esperanza con las víctimas y comunidades afectadas por la violencia política de la década de los ochentas, así como con los injustamente encarcelados es importante pieza para la construcción de un país que practica una cultura de derechos, en donde nos respetemos todos y todas.

Reafirmamos nuestro compromiso de seguir bregando juntos en este accionar por hacer del Perú un país con ciudadanos dignos y democráticos, así como expresamos todo nuestro reconocimiento por los logros alcanzados en estos quince años de vida institucional, que reafirman el rol de “Paz y Esperanza” como un organismo defensor de los derechos humanos y la vida.

Atentamente,

Miguel Huerta Barrón  |  Miguel Jugo Viera
Secretaría Ejecutiva Colegiada CNDDHH