0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, organización que agrupa a 80 instituciones defensoras de los derechos humanos quiera manifestar su preocupación por la reciente promulgación de los Decretos de Urgencia 001– 2011, 002-2011 que, nuevamente, se realiza bajo marcos legales claramente inconstitucionales.

Estos Decretos de Urgencia agreden dos derechos directamente: en primer lugar el de tener un ambiente equilibrado y adecuado y en segundo lugar el derecho de los pueblos indígenas a una consulta previa libre e informada. Por estos Decretos de Urgencia ya no serán requeridas al momento de solicitar las autorizaciones administrativas, los Estudios de Impacto Ambiental (art. 5.3.a del DU Nº 001-2011) si no antes del inicio de la ejecución de la obra. No tiene ninguna lógica el iniciar una obra de gran envergadura, sin un estudio de impacto ambiental previo.

Los decretos establecen de forma tácita que no habrá derecho a la consulta previa cuando estas obras se realicen en territorios indígenas pues la misma requiere, previamente, un proceso de diálogo entre el Estado y los pueblos indígenas, y que se le brinde a estos últimos toda la información necesaria sobre los posibles impactos de la decisión a adoptarse, a fin de que sobre esa base los pueblos indígenas puedan deliberar y evaluar internamente si les conviene. En este último caso los D.U. entran en contradicción con instrumentos internacionales que el Perú ha firmado, en tal razón devienen en inconstitucionales.

Alertamos además que esta situación puede generar mayores conflictos, si tenemos en cuenta que el tema ambiental y de derecho de los pueblos indígenas, han sido de los principales problemas  que hemos tenido durante el actual gobierno.

Por tal motivo demandamos al Congreso de la República derogar los Decreto de Urgencia 001-2011 y 002-2011, por ser inconstitucionales, estar en contra de los compromisos internacionales  y a las normas ambientales.

Febrero del 2011