0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – CNDDHH – saluda al nuevo gobierno presidido por Ollanta Humala Tasso, del cual esperamos y confiamos que inicie un cambio sustantivo en diversos ámbitos de la economía y del sistema político, cuestionando la desigualdad y la exclusión, el centralismo, las notorias deficiencias del Estado peruano; y luchando contra la corrupción. En ese sentido, solicitamos no favorezca la impunidad de los responsables de violaciones de derechos humanos incluida la del ex presidente Alberto Fujimori con un indulto.

A su vez la CNDDHH, retoma su agenda de derechos humanos presentada en enero del presente año, para invocar al nuevo gobierno a comprometerse durante estos primeros 100 días de gobierno a:

1.- impulsar el Plan Nacional de Derechos Humanos 2012 – 2016, en concordancia con los planes regionales ya existentes;  recomendamos la creación de una instancia de gestión que unifique al  Consejo de Derechos Humanos, la CMAN, el Consejo de Reparaciones, el Lugar de la Memoria y otras instancias que se encuentran fragmentadas en toda la estructura del Estado, que podría ser el Vice Ministerio de Derechos Humanos,  de tal manera que el Ministerio de Justicia pase a denominarse Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para resaltar el compromiso del Estado con los mismo;

2.- continuar investigando las violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado interno 1980-2000 y durante los diversos conflictos sociales bajo el actual gobierno saliente,  que han provocado la muerte de  91  personas (civiles y policías); además solicitamos cumplir con el respeto irrestricto de las instituciones del Estado a las políticas de acceso a la información y transparencia, incluyendo el Ministerio de Defensa;

3.- respetar y fomentar los derechos de los pueblos indígenas, en un marco de desarrollo sostenible de nuestros recursos naturales, aprobando la Ley de Consulta Previa, acorde con el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas;

4.- revisar y modificar el cuestionado marco legal aprobado mediante los decretos legislativos,  982, 983, 988,  989 y 1095  que buscan criminalizar la protesta social;

5.- relanzar el proceso de reparación de las víctimas del conflicto interno, a nivel individual y colectivo, fortaleciendo especialmente las iniciativas de construcción y difusión de la memoria histórica y permitiendo que los afectados tengan una atención oportuna y de calidad en salud y educación; asimismo, que el Plan Integral de Reparaciones incluya los casos de violencia sexual en el conflicto armado interno;

6.- en el mismo sentido solicitamos incluir en el Consejo del Lugar de la Memoria a representantes de las víctimas y de los afectados del conflicto armado interno;

7.- honrar los compromisos internacionales del Estado peruano y respaldar al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, así como al de las Naciones Unidas, en particular adhiriéndose a la Convención Internacional de protección contra la desaparición forzada, ratificando el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de DESC, implementando el Protocolo Facultativo de la Convención contra la tortura y constituyendo el Mecanismo Nacional de Prevención;

8.- investigar los procesos de esterilizaciones forzadas llevados a cabo como políticas de Estado en el área de salud durante el gobierno de Alberto Fujimori y el cumplimiento de las reparaciones a las que ya se ha comprometido el Estado peruano en las instancias internacionales.

Los defensores de derechos humanos, agrupados en la CNDDHH, ratificamos nuestra independencia frente a cualquier poder, tanto estatal como privado. Asimismo señalamos que continuaremos con nuestra labor de demandar y vigilar al Estado, en especial al Poder Ejecutivo, el cumplimiento de sus compromisos con la democracia y los derechos humanos.

Consejo Directivo Nacional
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

Puede interesarte: