0
Compartir

El Grupo de Trabajo sobre Pueblos Indígenas de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos al celebrarse el Día Internacional de los Pueblos Indígenas desea expresar su reconocimiento y felicitación a todos los pueblos indígenas de todas las regiones de nuestro país, demandando, a las autoridades y a la sociedad, en su conjunto, que este día reafirmen el compromiso de llevar a cabo acciones y políticas efectivas para el respeto y vigencia de los derechos de los Pueblos Indígenas.

Este compromiso por la promoción de los derechos humanos de los pueblos indígenas, debe darse en permanente coordinación con los propios interesados, asegurando el cabal cumplimiento de instrumentos internacionales como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas. Por ello es importante garantizar:

1. Que, el Estado Peruano revalorice el papel de los Pueblos Indígenas como actores del desarrollo nacional y realice los esfuerzos necesarios para asegurar que los Pueblos Indígenas ejerzan sus derechos fundamentales.

2. Que, se brinde seguridad jurídica a los territorios indígenas. Ello implica demarcar, titular y establecer un ordenamiento territorial respetuoso de los derechos humanos de los pueblos indígenas.

3. Que, se impulse el Derecho a la Consulta, no solo como un mecanismo procedimental, sino que basados en el principio de la buena fe, se establezca un dialogo intercultural genuino y permanente que asegure que los pueblos indígenas puedan decidir sus prioridades de desarrollo, frente determinadas decisiones que les pudieran afectar. Por ello es necesario retomar e impulsar una Ley de Consulta Previa, bajo tales estándares y que se recoja el consenso establecido en la autógrafa de Ley aprobada por el Congreso de la República el 19 de mayo del 2010.

4. Que se asegure una Institucionalidad Estatal Indígena, con participación de los representantes de todos los pueblos originarios del país, que tenga por encargo promover y transversalizar políticas a favor de los pueblos indígenas. Esta obligación estatal supone una acción coordinada y sistemática a todo nivel para que los temas de pueblos indígenas sean vistos desde un enfoque nacional y no solo sectorial. Asimismo, es importante fortalecer los sistemas de gobernanza indígena y favorecer la participación de los líderes, lideresas y profesionales indígenas en todos los poderes públicos como corresponde a un estado inclusivo.

5. Que, se asegure que la realización de grandes proyectos de desarrollo, como las actividades extractivas (minería, energía y electricidad) y de infraestructura, se realicen sin menoscabar los derechos de los pueblos indígenas con mayor vulnerabilidad como es el caso de los pueblos indígenas aislados o en contacto inicial.

6. Que se corrija la errática actitud de no haber impulsado que la Presidencia de la Comisión de Pueblos Indígenas Andinos, Amazónicos y Afrodescendientes del Congreso de la Republica, sea presidida por un congresista indígena, lo cual habría sido un importante gesto político.

En este importante día, invocamos al Estado y la comunidad política en general, hacer los esfuerzos necesarios para que los Derechos de los Pueblos Indígenas sean promovidos y ejercidos en la construcción de una sociedad más plural, justa e equitativa.

Lima, 9 de agosto de 2011

Grupo de Trabajo sobre Pueblos Indígenas
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos