2
Compartir

Publicado en Ideeleradio

La reparación económica individual de 10 mil soles para las víctimas de la violencia política, planteada en el régimen aprista, es muy pequeña, una burla y no es un acto efectivo de solidaridad, afirmó Isabel Coral Cordero, secretaria ejecutiva de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel (CMAN).

“La restitución de los componentes es una tarea principal y queremos avanzar por lo menos al 50% de la atención de las víctimas en este periodo de cinco años. Otro componente es profundizar la reparación económica a las víctimas y hay que revisar lo que se ha establecido hasta ahora, sin cortar lo que ya está aprobado, pero nuestra tarea es revisar esto a la luz de la propia expectativa de la gente y a la luz de los estándares nacionales e internacionales”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[¿Eso quiere decir que los 10 mil soles?] Es muy pequeño y creo que realmente es una burla y no es un acto efectivo de solidaridad, entonces por ahí vamos a avanzar. [¿Hay estándares nacionales por ahí, por ejemplo, los ronderos 30 mil y otros 50 mil?] Que es lo que más o menos se discutió en el marco del trabajo de la Comisión de la Verdad, que siendo simbólico podría ser más justo y significativo para esta población que ha esperado más de dos décadas”, adelantó.

Se incrementaría presupuesto para reparaciones

En ese sentido, Coral Cordero reveló que el Gobierno evalúa incrementar el presupuesto de reparaciones económicas de 40 a más de 100 millones de soles anuales, con el aporte del sector privado y la cooperación internacional.

“Estamos calculando estos montos. Inicialmente creemos que tiene que haber un incremento sustantivo del presupuesto que hasta hoy ha tenido, que son 20 millones para reparación económica y 20 millones para reparación colectiva. [Nosotros] vamos a crear un Fondo Nacional de Reparaciones y aquí vamos a poner como base este recurso del tesoro público que me imagino debe estar por encima de los 100 millones de soles anuales”, puntualizó.

“Vamos a convocar sobre esa base el aporte del sector privado y de la cooperación internacional y esperamos así cubrir lo que necesitamos. [¿O sea el Gobierno está pensando pasar de los 40 a 100 millones?] En ese marco estaríamos como poniendo una base para tener un presupuesto mayor. […] Creo que deberíamos conseguir unos 150 millones anuales, ese es un poco la meta y en tanto eso es posible ir cerrando este capítulo en nuestra historia en estos cinco años”, acotó.

Reparación colectiva no es suficiente

Explicó además que la Comisión Multisectorial de Alto Nivel busca profundizar las reparaciones económicas a través de programas y proyectos. Sostuvo, igualmente, que retomarán los componentes recomendados por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

“Creo que la reparación colectiva no es suficiente. En todo caso vamos a restituir el carácter integral de las reparaciones y vamos a retomar los componentes recomendados por la Comisión de la Verdad. Sin duda alguna, no hay plata para hacer en escala de 100 lo que quisiéramos y lo que se necesita hacer, pero vamos a hacer una priorización de los programas centrales porque una cosa es la demanda 20 años atrás, que es cuando se debió iniciar el proceso de reparaciones y otra cosa es la demanda hoy”, aseveró.

Se necesita una instancia especializada en DD.HH.

Igualmente, sostuvo que la defensa y promoción de los derechos humanos debe convertirse en políticas concretas que se apliquen transversalmente en todas las estructuras del Estado y para ello, propuso la necesidad de crear una instancia especializada del Estado en el marco de los derechos fundamentales.

“[Recuerden que el presidente] Ollanta ha dicho ‘quiero que mi gobierno defienda y promueva el ejercicio pleno de los derechos humanos […]’. Ha dicho ‘quiero que se salden todas las deudas del pasado’ con respecto al conflicto armado. Por último, [ha dicho] ‘hay que sentar bases para prevenir hechos violatorios’”, recordó.

“Ahora en términos de institucionalidad para hacer esto, efectivamente, no tiene el Estado peruano una instancia con fuerza, política, con capacidad de decisión y acción, que se encargue de estos temas. […] Yo creo que la primera acción es consolidar una instancia especializada del Estado y permanente que se encargue de ello [en la defensa y promoción de los derechos humanos]”, declaró.

Refirió, finalmente, que por el momento solo se cuenta con la Comisión Multisectorial de Alto Nivel y el Consejo de Derechos Humanos que está adscrito al Ministerio de Justicia y otras cinco o siete unidades ‘pequeñitas desperdigadas en toda la estructura del Estado’, que no se darían abasto con este tema.

“[La CMAN] quizás es la que más mandato tiene; pero, sin embargo, tiene una gran cabeza y un cuerpo muy chiquito. Lo que habría es concentrar todas estas unidades y vamos a comenzar –ya se tomó esta decisión en este gobierno– en integrar la CMAN y el Consejo de Reparaciones. Después queremos hacer un proceso más participativo para ver cómo se integran o si son dos instancias diferenciadas”, concluyó.

Puede interesarte: