1
Compartir

A ocho años del informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) quedan desvirtuadas las críticas al documento elaborado después de tres años de trabajo, con la condena a Alberto Fujimori y el hallazgo de nuevas fosas comunes, afirmó hoy su ex presidente, Salomón Lerner Febres.

Sostuvo que es absolutamente indispensable para la reconciliación del país, reparar a las miles de víctimas de las décadas de los ochenta y noventa, que inició el grupo terrorista Sendero Luminoso y cuyos principales cabecillas se encuentran presos.

Lerner Febres dijo a la agencia Andina que el paso de los años han desvanecido las críticas contra la CVR de sectores interesados, básicamente del fujimorismo, respecto a una supuesta parcialidad del informe de la Comisión de la Verdad.

«La gente entiende ahora el informe con menos apasionamiento y con mayor serenidad también. Jamás fuimos benevolentes con Sendero Luminoso, lo calificamos de principal responsable de esta desgracia, y nunca agraviamos a las Fuerzas Armadas», explicó.

Indicó que el documento reconoce el papel jugado por las Fuerzas Armadas en defender a la sociedad, frente a las acciones terroristas, pero en determinados momentos y lugares algunos militares cometieron excesos, amparados en la lucha ansubversiva.

Como ejemplo recordó las acciones del grupo Colina, integrado por militares en actividad y en retiro,  responsabilizado por las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos, ambos en Lima, y que operó durante el régimen de Alberto Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por el delito de lesa humanidad.

Manifestó que el reciente hallazgo de fosas en Virú, La Libertad, con los restos de los campesinos secuestrados y asesinados del Santa (Ancash), y la sentencia contra Fujimori, son la prueba de que no se exageró en el informe de la CVR.

Lerner consideró que actualmente la sociedad peruana tiene una mirada más serena y menos apasionada del contenido del informe de la CVR, con el ánimo de sacar conclusiones para que no se repita ese periodo trágico de la historia del país.

En el informe final de la CVR, se acusó Sendero Luminoso como responsable de las mayores víctimas de la violencia, entre 1980 y 2000, pero también reconoció los excesos cometidos por algunos uniformados.

La CVR estimó en cerca de 70,000 las personas muertas y casi 10 mil desaparecidos en ese periodo de violencia, siendo blanco de duras críticas, principalmente del fujimorismo, bajo el argumento de no haber sido objetivo y pretender desvirtuar el rol de las fuerzas del orden.

Lerner Febres dijo a Andina que a ocho años de la presentación del informe no han sido cumplidas sus principales recomendaciones por los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García, e indicó esperar que el presidente Ollanta Humala Tasso lo haga, para reconciliar al país.

Fuente: Andina

Puede interesarte: