1
Compartir

Ley de Consulta Previa fue aprobada por singular unanimidad en el Congreso de la República. Primera ley de este Parlamento otorgó voz a nativos en decisiones que los afecten.
Ver texto de la ley aprobada
Ley de Consulta Previa

Publicado en La República

El Pleno del Congreso aprobó por unanimidad la Ley de Consulta Previa a los Pueblos Indígenas, que obligará al Estado a  pedirles su opinión en decisiones que los afecten directamente, como las actividades de extracción minera.

113 votos avalaron la primera ley aprobada por este Parlamento y el texto presentado por la bancada oficialista Gana Perú, con aportes de todos los grupos. Se establece que “el acuerdo entre Estado y los pueblos originarios como resultado del proceso de consulta es obligatorio para ambas partes”.

Ello le da carácter de vinculante al proceso, aunque también se fija que en caso de no existir acuerdo el Estado puede tomar medidas para garantizar los derechos colectivos de estos pueblos.

La decisión final sobre las medidas legislativas o administrativas corresponderá finalmente a la entidad estatal.

“Es vinculante, porque se tiene que cumplir la palabra empeñada entre comunidades y Estado. Hará a las comunidades parte del desarrollo”,  sostuvo el oficialista Freddy Otárola, titular de la comisión de Constitución que presentó el dictamen en base a cinco proyectos.

Menos conflictos sociales

El legislador awajún Eduardo Nayap agradeció la votación y dijo que ayudará a que no se produzcan más ‘Baguazos’, campesinos ni policías muertos, y se cumplirá el compromiso de inclusión social.

En el debate, Carlos Bruce (Concertación) dijo que la ley no solucionará conflictos sociales, pero ayudará y que los funcionarios del Estado deben ir a los pueblos.

Mauricio Mulder anotó que la norma se aprueba en un contexto político (fue promesa electoral de Gana Perú) y que ahora deberá verse “si el gobierno podrá conducir los conflictos o claudicar”.

Saludable consenso

En realidad, congresistas de todas las bancadas destacaron la aprobación de la ley y consideraron que se ha atendido una “deuda histórica” que el Estado tenía con los pueblos indígenas y originarios.

Marisol Pérez Tello, de Alianza por el Gran Cambio, dijo que el Parlamento ha demostrado ser capaz de buscar acuerdos y consensos para aprobar leyes que beneficien a sectores históricamente excluidos de las decisiones del Estado.

Asimismo, María Omonte, vocera de Alianza Parlamentaria, coincidió en que el Congreso ha demostrado capacidad de respuesta frente al reclamo de sectores hasta el momento desatendidos.

De otro lado, la  Defensoría del Pueblo también saludó la aprobación de la Ley de Consulta Previa y consideró necesario iniciar una campaña para explicar sus alcances en todo el país.

El encargado de la Defensoría, Eduardo Vega, dijo que el Congreso demostró una “gran responsabilidad” al respaldar la iniciativa que permitirá prevenir conflictos.

“Ha sido un debate donde hubo una vocación de atender esta deuda histórica con las poblaciones indígenas”, subrayó.

“No frenará las inversiones”

Los 20 artículos de esta ley desarrollan el derecho a consulta para comunidades nativas y campesinas y fija “el proceso de diálogo intercultural”. Una disposición final que deroga un decreto supremo sobre consulta en actividades mineras fue observada por el fujimorismo, APGC y Solidaridad. Juan Carlos Eguren advirtió como riesgo la paralización de las inversiones, pero Freddy Otárola replicó que la ley “no cierra las inversiones y permite escuchar a las comunidades”.

El gobierno de Alan García había observado la ley aprobada por el Congreso anterior, con el pretexto de que daba derecho de veto a las comunidades ante proyectos de inversión. El convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, firmado por el Perú, lo establece como derecho.

Puede interesarte: