2
Compartir

Familiares hacen vigilia para  evitar que evidencias sean destruidas

Familiares de desaparecidos del Santa. Foto CJS-Chimbote

Todo indica que los restos hallados por en el kilómetro 468 de la carretera Panamericana en la Libertad, por la Policía Nacional, podrían ser de las víctimas del caso El Santa. En el lugar se encuentra el fiscal Hector Rebaza de Virú,  y el Fiscal Decano, quienes han dispuesto la inmovilización de la zona.

La Dra. Gloria Cano, Responsable del Área legal de la Asociación Pro Derechos Humanos, APRODEH, señaló que “es importante que se trabaje con cuidado  para no destruir las evidencias y que se brinden las facilidades a los familiares  para la constatación de los cuerpos, junto con los peritos”.

La fiscalía de la nación habría dispuesto la llegada inmediata de los peritos del Instituto de Medicina Legal así como miembros del Equipo Peruano de Antropología Forense – EPAF, para la  exhumación y evaluación de los restos.

Asimismo, Cano indicó que “de confirmarse la hipótesis, los cuerpos deben ser entregados a los familiares quienes llevan más de 19 años buscando  los restos de sus seres queridos a fin de darles cristiana sepultura”, la abogada recordó que  los miembros del destacamento Colina así como el general Hermoza Rios fueron sentenciados a 25 años de cárcel por la desaparición  de los campesinos

Aprodeh, justo con la Comisión de justicia Social de Chimbote, vienen coordinando acciones para dar seguimiento al proceso de exhumación.

Datos:

En la madrugada del 2 de mayo de 1992, miembros del destacamento Colina  al mando de Santiago Martin Rivas  incursionaron en los poblados de la Huaca, Javier Heraud y San Carlos de donde a la  fuerza sacaron de sus hogares a: Jesús Noriega Ríos, Roberto Barrientos Velásquez, Carlos Alberto Barrientos Velásquez, Carlos Tarazona More, Jorge Tarazona More, Denis Castillo Chávez, Gílmer León Velásquez y Pedro López González.

Conforme se  acreditó en el proceso  penal, los campesinos fueron secuestrados  y ejecutados en una zona  cerca de la Panamericana Norte rumbo a Trujillo. La eliminación estuvo a cargo de Carlos Eliseo Pichilingue Guevara,  y otros miembros del destacamento Colina. Esta acción se hizo por encargo del empresario Jorge  Fung Pineda, quien  llegó a este destacamento a través del general Nicolás Hermoza Rios, quien dio la orden  para que  Colina realizara la eliminación de los dirigentes campesinos, que eran una molestia para dicho empresario.

Los  miembros del destacamento Colina que se acogieron a colaboración eficaz, identificaron la zona donde actualmente se han hallado  restos  múltiples como la zona de entierro, sin embargo,   el lugar exacto no pudo ser ubicado esa vez.

Todo hace parecer que  los restos serian efectivamente de los campesinos del Santa, de ser cierto este hallazgo, permitiría cerrar el ciclo de duelo de los familiares que  viven desde su  secuestro.

Fuente: Aprodeh