0
Compartir

El gobierno peruano de Ollanta Humala se comprometió este martes en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a respetar los derechos humanos y cooperar con los organismos internacionales para revertir la impunidad arrastrada por décadas.

«Me comprometo como lo he hecho en mi país: no entenderemos la defensa del Estado como la defensa de violadores de derechos humanos o la defensa de asesinos», señaló el ministro de Justicia, Franciso Eguiguren, durante una audiencia de la CIDH en Washington.

Los esfuerzos no serán «sólo en el tradicional aspecto de violaciones a los derechos humanos, tiene que ser una política de Estado que ponga el énfasis en la inclusión social», dijo Eguiguren, al destacar que ese es el objetivo del presidente Humala desde su juramentación el 28 de julio.

El ministro prometió que Lima rectificará la postura de algunos gobiernos anteriores, sobre todo el de Alberto Fujimori (1990-2000), de «desconocer la competencia de los órganos del sistema interamericano de derechos humanos», integrado por la Comisión y la Corte interamericanas.

«No estamos aquí para propiciar la impunidad ni la actitud irresponsable de gobiernos que se comprometen con algo y luego lo incumplen», afirmó Eguiguren.

Con casi 330, Perú es uno de los países que más casos tiene en trámite en la CIDH, recordó Jesús Orozco, el comisionado para Perú, durante la audiencia solicitada por el gobierno de Humala para explicar su nueva política.

Una parte de los casos en la CIDH tienen que ver con el conflicto interno, que dejó unos 70.000 muertos entre 1980 y 2000.

«No es fácil revertir en poco tiempo una agenda pesada acumulada de varios años», advirtió el ministro, quien dijo que el gobierno enfrenta internamente «sectores hostiles a las posturas democráticas y de derechos humanos» y la falta de recursos.

Los comisionados de la CIDH recibieron con agrado el compromiso del gobierno peruano, y ofrecieron la asistencia de la comisión para avanzar en el tema de derechos humanos.

«Esperamos que se pueda concretar la salvaguarda de los derechos humanos (…) y que no queden en retórica los importantes pronunciamientos» de Humala, dijo Orozco.

AFP