0
Compartir

Pastoral Social de Dignidad Humana del Arzobispado de Huancayo (PASSDIH) y Comité Internacional de la Cruz Roja apoyaron en traslado de familiares y ataúdes para víctimas


Luego de 21 años de dolorosa espera de los familiares, el 11 de octubre  la Tercera Fiscalía Penal de Huancayo, entregó en la ciudad de Satipo seis osamentas pertenecientes a víctimas de la violencia política asesinadas extrajudicialmente por un presunto escuadrón de fuerzas combinadas del Ejército, la Policía Nacional y ronderos en 1990, en el distrito de Andamarca, provincia de Concepción, región Junín.

Se trata de restos exhumados entre junio y julio del presente año pertenecientes a tres fosas comunes clandestinas ubicadas en los anexos de Huancamachay (distrito de Andamarca, provincia de Concepción), Calabaza y Santa María (distritos de Coviriali y Santa María, provincia de Satipo, respectivamente).  Las investigaciones forenses y de ADN estuvieron a cargo de la Tercera División Penal del Ministerio Público de la provincia de Satipo, en cuyas oficinas se realizó la entrega de las osamentas.

La entrega estuvo a cargo del Fiscal Ronald Reymundo Prieto de la Tercera Fiscalía Penal de Huancayo, quién señaló que la investigaciones para determinar la autoría de los asesinatos aún están en curso. “La exhumación de estos restos humanos aportarán indicios importantes para establecer la autoría del asesinato de estas personas quienes sufrieron las consecuencias de la violencia política que vivió el país entre 1980 y el 2000”, declaró el fiscal.

Según declaraciones de los familiares el hecho se habría perpetrado entre enero y marzo de 1990 a cargo de un presunto escuadrón de fuerzas combinadas del Ejército, la Policía  Nacional y ronderos quienes irrumpieron en los domicilios de las víctimas para asesinarlos acusándolos de haber colaborado con una columna senderista.

Las osamentas identificadas pertenecen a: Víctor Yauri Caso, Santosa Catalina Llanco, Falconí Alanya Olivera, Isidro Rojas Vicente, Eusebio De La Cruz Apolinario, Alejandro Félix Gonzales Vicente.

En la ceremonia participaron representantes de la Pastoral Social de Dignidad Humana del Arzobispado de Huancayo, de la Defensoría del Pueblo de Junín, la Municipalidad Provincial de Satipo, y de la UGEL-Satipo.

Los familiares trasladaron los restos de sus familiares hasta sus lugares de origen donde les darán cristiana sepultura, y con ello de algún modo se hace justicia y reparación con los familiares. Para ello la Cruz Roja Internacional  y la Pastoral Social de Dignidad Humana apoyaron a los familiares con los ataúdes y pasajes que les permitieron trasladarse a la ciudad de Satipo y retornar a sus lugares de origen.

Fuente: PASSDIH-Huancayo