0
Compartir

Tomado de La República

Si bien la abogada de Aprodeh no estuvo durante el primer año de defensa de los deudos de El Santa, hoy, tras 18 años de largo recorrido judicial, y con las víctimas sepultadas como manda la religión cristiana.

Nueve cuerpos se enterraron hace una semana y la gran prensa quizás cubrió de forma corta un caso de injusticia, abuso y violencia. La historia en el video, y las dudas, las responde Gloria Cano, a continuación.

¿En el caso de Barrios altos, los asesinos dijeron que había senderistas infiltrados en la fiesta. En el caso El Santa se trató de un tema meramente comercial no?
Claro, lo que señalaron los confesos sinceros y los colaboradores eficaces es que el empresario Jaime Fung, que tenía conflictos con estas personas, y si bien los ellos llegaron a tildar a algunos campesinos de senderistas, nunca hubo pruebas en su contra. La mayoría eran luchadores sociales, gente que tenía su propia voz como miembros de la población o líderes sindicales pero ninguno fue sindicado como miembro de Sendero Luminoso. Al contrario, después de la acción, las personas que fueron testigos serían señalados por informes de inteligencia, como miembros de SL. El caso por ejemplo de Maribel Barrientos, hermana de un asesinado, que fue detenida y pasó muchos años en prisión, al final las autoridades le dieron libertad porque no se pudo comprobar uno solo de los cargos en su contra.

¿Cuál era la situación del senderismo en la provincia del Santa durante el año 92?
Todo lo que era el norte chico, había sí un brote de acciones de Sendero Luminoso. Por ello el destacamento Colina arma lo que se llama el Plan Sipango, que tenía que ver netamente con acciones en esa zona. Huacho, Huarua, Huaral. Si bien Santa escapaba el campo de acción, se dio este “trabajo” porque fue un trabajo especial para el empresario Fun.

¿Cuál es la situación de los responsables de este hecho?
El año pasado hubo ya una sentencia en este caso. Fue en primera instancia y se condenó a varias personas a penas que van desde 15 a 25 años de cárcel. Antes ya los confesos sinceros fueron sentenciados a 15 años y los colaboradores eficaces a penas que van entre 8 y 15 años. En total por el caso El Santa hay alrededor de 20 persona sentenciadas.

¿El Estado ha pedido disculpas, ahora qué viene?
Los miembros del destacamento Colina así como los autores intelectuales, Montesinos y Hermosa Ríos han impugnado la sentencia y esto se está viendo en un recurso de nulidad en la Corte Suprema. Esta vista de la causa sería para el día 6 de diciembre. Tenemos entendido que varios miembros del destacamento Colina han pedido hacer uso de la palabra por lo que serán trasladados hacia el Palacio de Justicia. Allí veremos sus argumentos.

Entonces el caso no está para nada cerrado…
Así es.  El caso está todavía para que la Corte Suprema defina si ratifica o no la sentencia y esperamos que así suceda.

¿Cuál es la situación de los deudos de “El Santa”?
Muchos de ellos ya fallecieron. Otros están a la espera de la sentencia definitiva para poder rehacer sus vidas. Si bien ya saben dónde están sus seres queridos, ha sido doloroso poder saber las  circunstancias en que fueron asesinados sus familiares. Ya no tienen la angustia de pensar que sus familiares están en una cárcel clandestina, o en algún lugar al interior del país. Las fantasías se van alimentando con la esperanza de encontrarlos con vida.

¿Qué pasó con el empresario Jaime Fung?
Se abrió proceso contra él pero falleció durante la primera etapa del proceso, entonces se cerró su caso. En el caso de Juan Bosco y Hermosa Ríos, el juez de la causa, Jorge Barreto, señaló que no había motivo para abrir el proceso. Si bien el primero había servido como mediador con el segundo, él no podía conocer los fines de la búsqueda del empresario Jorge Fun. Nosotros apelamos, porque pensamos que sí sabía, pero no nos dieron la razón.

¿Y alguna otra persona implicada en el contacto con Hermosa Ríos, hay algún proceso?
En la sentencia que condenan al Grupo Colina, también hay una disposición para iniciar acciones de investigación contra los dos jóvenes que acompañaron a Jaime Fung en su encuentro con el Destacamento Colina y además en relación a aquel policía que desde la Policía de Chimbote salió a servir de colaborador y de identificador de la víctima en este caso. Se les busca identificar a todos.

Usted sigue el caso hace 18 años (Aprodeh desde un año antes)..¿Qué sensación tiene hoy que ya están cristianamente sepultadas las víctimas de Colina?
Son diferentes sensaciones. Primero satisfacción al cumplir con la entrega de los cuerpos porque los deudos no quería morir sin saber dónde estaban sus familiares. No obstante, también siento pena y dolor de verlos corroborar las circunstancias en que se encuentran sus familiares, con varios impactos de bala. Ver que tu hijo tenía ciertas condiciones da la idea de la violencia que con la que se actuó en su contra. Hay un caso que está a punto de ser cerrado con las condenas necesarias y con los cuerpos hallados.

José Miguel Silva  @jomisilvamerino