0
Compartir

Rocío Silva Santisteban, secretaria ejecutiva de la CNDDHH. Foto La República

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) instó hoy a las universidades públicas y privadas a incluir cursos que permitan explicar a los estudiantes sobre la violencia terrorista que desató Sendero Luminoso en el pasado, y no dejarse sorprender por grupos que pretenden “distorsionar la historia”.

Rocío Silva Santisteban, titular de la Coordinadora, consideró preocupante que en algunas universidades existan jóvenes que creen que el cabecilla senderista, Abimael Guzmán, condenado de por vida por terrorismo, sea un “preso político”, y que lo sucedido entre los años 80 y 90 no fueron acciones subversivas.

Eso se debería -opinó- precisamente a que no existe una política de la memoria de la violencia terrorista en las universidades, pues –dijo- salvo en la Universidad Católica en el resto de casas de estudio no se han implementado cursos de esa naturaleza.

Lamentó que algunas universidades que han sufrido los golpes del terrorismo, no ha incluido hasta ahora cursos de esa naturaleza, lo que “me parece terrible”, pues en vez de pelearse entre ellos por cuotas de poder, “debería atender este tema”.

Pero la titular de la CNDDHH, aclaró que esta falta de memoria no se puede achacar solo a las universidades, sino que es una responsabilidad de toda la sociedad peruana.

Añadió que por discutir tanto sobre si el informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación es objetivo o sesgado, “nos olvidamos de la memoria de la violencia”.

Añadió que el surgimiento del Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), que reivindica la ideología senderista y pretende inscribirse como partido políticos, “es consecuencia de ese olvido”.

Silva Santistevan comentó que algunos jóvenes, precisamente porque no vivieron esta etapa y por la rebeldía de su edad, podrían ser captados por los grupos de fachada del terrorismo.

Fuente: Andina