0
Compartir


La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), en representación de 79 organizaciones que promueven y defienden los derechos fundamentales de las personas, expresa su más absoluta condena al crimen perpetrado contra Nancy Flores Páucar, capitana de la Policía Nacional del Perú, ocurrido el día de ayer, 12 de abril, en la localidad de  Echarate, región  Cusco, en un cobarde ataque del grupo terrorista Sendero Luminoso en el marco de las operaciones para rescatar a los 38 trabajadores que se encuentran aún secuestrados por el referido grupo terrorista.

Expresamos nuestro mayor pesar a los familiares de la oficial Nancy Flores Páucar, así como nuestra solidaridad con el  mayor Roberto Ramos,  el técnico de primera Luís Guerrero y el civil Elber Chumasedo, heridos en el mismo ataque, así como a su institución, la Policía Nacional del Perú.

Demandamos que las autoridades nacionales intensifiquen la búsqueda de los trabajadores secuestrados y hagan todo lo posible para que regresen cada uno al seno de su familia, sanos y salvos.  Exigimos además que se sancione ejemplarmente a los responsables de estos repudiables y graves hechos, quienes además han forzado a niños a participar de este secuestro. Los remanentes de Sendero Luminoso en el VRAE, con estas acciones terroristas, lo único que generan es más dolor y preocupación a la población peruana.

El proceso de recobrar la paz para nuestro país es un trabajo importante y en el que estamos comprometidos todos los peruanos y particularmente las instituciones que venimos trabajando más de veinte años en defender y difundir en nuestro país los derechos humanos.

Rocío Silva Santisteban
Secretaría Ejecutiva
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

Lima 13 de Abril de 2012

Foto portada: diario16.pe