4
Compartir

Rocío Silva Santisteban condenó enérgicamente el uso de niños por parte del grupo terrorista Sendero Luminoso. Foto: Andina

La secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), Rocío Silva Santisteban, destacó hoy la política anunciada por el presidente de la República, Ollanta Humala, para recuperar a los niños que son adiestrados por los remanentes terroristas.

En ese sentido, sostuvo que Sendero Luminoso comete “un delito de lesa humanidad” al adiestrar, utilizar y esclavizar a niños, para la realización de actos sediciosos y carentes de todo valor humanista y democrático.

Por ello, resaltó esa política de gobierno anunciada por el jefe del Estado porque es compatible con algunos instrumentos jurídicos internacionales que velan por los menores de edad, como la Convención para la Defensa de los Niños.

“Creo que es importante que haya una política de defensa específica, que ha anunciado el presidente Humala, para recuperar a estos niños”, declaró.

La activista de derechos humanos lamentó que en anteriores gobiernos no se haya adoptado medidas en torno a este tema porque ya se conocía la utilización de los infantes por parte de los rezagos del grupo terrorista Sendero Luminoso.

Por ejemplo, recordó que hace dos años se propalaron imágenes de una niña con un arma de largo alcance y entonando un cántico terrorista.

Silva Santisteban demandó la pronta recuperación de esos infantes porque la mayoría son hijos de los mandos terroristas, procreados específicamente para ser utilizados como elementos subversivos, con una formación sediciosa y alejada de todo respeto por la vida.

“Que quede claro que no son niños terroristas, sino secuestrados por terroristas”, subrayó.

La representante de la Coordinadora también mencionó que la Comisión de la Verdad y Reconciliación denunció en el 2001 la existencia de niñas y púberes que son tratadas como esclavas sexuales.

“Esa una situación de lesa humanidad y está penado”, manifestó en TV Perú.

Para acabar con tal situación, planteó el establecimiento de un programa de desarme, desmovilización, reinserción y reintegración, de tal manera que los niños salgan de la zona de acción de las Fuerzas Armadas y no sufran con la intervención militar.

Por otro lado, Silva Santisteban consideró necesario elevar los estándares de calidad para los soldados del Ejército y los suboficiales de la Policía Nacional, y así no enfrentar problemas como chalecos antibalas deficientes o alimentos en estado de descomposición.

Añadió que las denuncias sobre la calidad de estos insumos revelan la existencia de actos de corrupción, lo cual debe ser investigado para sancionar a los responsables.

“Es necesario estándares de calidad. Creo que debe haber una alianza entre sociedad civil y el Estado para proteger jóvenes reclutas que van al
VRAE, y darle máximas medidas de protección”, anotó.

Fuente: Andina

Puede interesarte: