157
Compartir

Hoy se recuerdan 29 años de los asesinatos ocurridos en Santiago de Lucanamarca (Región de Ayacucho) y por esta razón, hace un par de semanas atrás, un equipo especial de Lo Justo viajó hasta allá para conversar con su población sobre el auge mediático que había tenido su distrito en los últimos meses; debemos recordar que Lucanamarca fue escenario de una de las más sangrientas masacres perpetradas por el Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL) contra la población civil el 3 de abril de 1983, donde perecieron 69 comuneros. Desde aquella ocasión, el pueblo ha luchado por sacar a la luz su caso, reclamando el reconocimiento oficial que merecen, así es que la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) decide realizar un estudio a profundidad sobre los hechos, reconstruyendo la historia de lo ocurrido, resaltando la necesidad de reparar a los familiares de las víctimas, y destapando una serie de conflictos y fracturas entre los lucanamarquinos. Es en este contexto que, nuestra acompañante en esta jornada, la Dra. María Eugenia Ulfe –antropóloga experta en temas de memoria y actual Coordinadora de la Especialidad de Antropología PUCP- y un grupo de sus estudiantes, deciden iniciar una serie investigaciones en torno al tema de ciudadanía en la localidad, investigaciones que nos sirvieron de base para nuestra nota.

Desde las partes altas de la quebrada, los senderistas descendieron a Santiago de Lucanamarca con armas blancas asesinando a los pobladores en el camino, el saldo: 69 comuneros muertos y una comunidad entera llorándolos. Foto: Mario Cépeda

Lo que nuestro equipo encontró fue el profundo desconocimiento que tiene la población local sobre su “mediatización”, los problemas del día a día son para ellos mucho más importantes. Sin embargo, la lejanía del pueblo con respecto a la ciudad de Huamanga, la ausencia de una vía de comunicación asfaltada y la escaza presencia estatal en la localidad, no han hecho mella en las expectativas de una reparación digna e igualitaria para todos, en especial ahora que el Ministro Justicia y Derechos Humanos, Juan Jiménez, ha anunciado su visita al distrito. Como nos comentaban, el Estado no ha generado acciones que permitan crear confianza en él: “¿Qué va ha hacer el Estado Peruano? ¿Hacerlo eso? ¡Solamente Dios Jehová! ¿Qué cosa es el Estado Peruano que pueda hacer eso? ¡Nunca!”, nos exclamaba uno de nuestros entrevistados.
Plaza Central de Lucanamarca

Plaza Central de Lucanamarca, a la derecha podemos apreciar la apacheta construida para recordar a las víctimas del 3 de abril de 1983. Foto: Mario Cépeda

Un tema que si está muy presente entre la población es el reciente intento del Movimiento por la Amnistía General y los Derechos Fundamentales (MOVADEF) por inscribirse en el registro del Jurado Nacional de Elecciones, así, el ex-Presidente de la Comunidad nos comentaba: “Quieren volver después de haber hecho tanta… generado tanta muerte… tanta destrucción al país […] y que nosotros podamos salir a apoyar. Entonces creo que yo no lo voy a aceptar”. Como vemos, los recuerdos de los crímenes cometidos por el PCP-SL están mucho más presentes de lo que creemos en las ciudades, el vivir día a día con la ausencia del ser querido ha marcado profundamente a cada uno de los lucanamarquinos. En ese sentido, aprovechamos la oportunidad para señalar la imposibilidad de que el MOVADEF ingrese al sistema democrática tratando de borrar de nuestra memoria los veinte años de Conflicto Armado Interno.

Por otro lado, en el set nos acompañó –nuevamente- la Dra. Ulfe para comentar un poco más sobre el tema, asimismo, también estuvo presenta la antropóloga Vera Lucía Ríos, miembro del Área de Prensa de la CNDDHH y experta en el proceso que ha vivido Lucanamarca en los últimos años, para conversar a mayor profundidad  sobre cuáles habían sido las impresiones recogidas en el lugar. Ambas resaltaron el uso mediático que se le viene dando a los temas de memoria, en especial, desde Lima. Por otro lado, María Eugenia Ulfe precisó que “Se ve un interés, uso y abuso de la memoria”. Finalmente, Vera Lucía Ríos recalcó que “existen muchas comunidades con procesos similares a Lucanamarca y nadie habla de ellas”.

En la cima de la apacheta que conmemora a los muertos de la masacre se encuentra esta paloma simbolizando la paz. Foto: Mario Cépeda

Para ver el programa completo puedes dar clic aquí

Si quieres saber un poco más sobre el Caso Lucanamarca, te recomendamos revisar el acápite 2.2 del el tomo V de la CVR y acápite 2.6 del tomo VII los cuales se encuentran para su libre consulta en la web. Asimismo, el artículo escrito por nuestras dos invitadas: “Lucanamarca Querido” en NoticiasSER.

Además puedes ver nuestras otras notas del programa presentado el pasado miércoles 28:

Puede interesarte: