163
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), ante las informaciones respecto al caso de la detención y desaparición forzada de los ciudadanos Natividad Ávila Rivera y Benigno Sullca Castro, ocurrida el 17 de Junio de 1992, en la base militar de Madre Mía, en la localidad de este mismo nombre, región Huánuco, expresa ante la opinión pública lo siguiente:

1.- El 22 de Junio de 2010 se presentó una petición a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para establecer la responsabilidad del Estado peruano por la desaparición forzada de las personas mencionadas. Esta denuncia se presentó a la CIDH antes de la campaña política y dentro del plazo de 6 meses exigido por la CIDH cuando se agota el proceso judicial interno. El objetivo de esta petición es la búsqueda de justicia para esta pareja de convivientes que fueron torturados y desaparecidos durante la violencia política en una zona duramente castigada y en la que hasta hace poco actuaba el grupo terrorista Sendero Luminoso.

2.- En el proceso judicial que se llevó a cabo para determinar a los responsables de estos crímenes, las resoluciones señalaron que los hechos denunciados ocurrieron, pero no se pudo establecer quiénes fueron los responsables. En tal sentido, la petición presentada a la CIDH pretende que se señale la obligación del Estado peruano de agotar las investigaciones a fin de ubicar el paradero o la suerte que corrieron las víctimas y sancionar ejemplarmente a los responsables.

3.- Por tales razones rechazamos los ataques que se vienen produciendo contra el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, aprovechándose absurdamente de un pedido de justicia para las víctimas de un crimen de lesa humanidad como es la desaparición forzada de personas.

4.- Al margen del resultado que pueda darse por este caso en el Sistema Interamericano, reiteramos nuestra firme convicción de que los hechos ocurridos con los pobladores Ávila Rivera y Sullca Castro en la Base Militar de Madre Mía deben ser investigados de forma rigurosa y eficiente por el sistema de justicia peruano, que hasta la fecha no ha cumplido un rol adecuado.

Lima 11 de abril de 2012

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

Puede interesarte: