0
Compartir

En reconocimiento a su destacada labor en la defensa de los derechos humanos. El galardón también fue concedido al Cuerpo General de Bomberos.

Angélica Mendoza de Ascarza "Mamá Angélica"

En reconocimiento a su destacada labor en la promoción, la defensa y el respeto a los derechos humanos, la Defensoría del Pueblo decidió otorgar la Medalla Defensoría del Pueblo 2012, a la ciudadana ayacuchana Angélica Mendoza de Ascarza, más conocida como “Mamá Angélica” y al Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú. La ceremonia en que se les impondrá la distinción se realizará en el mes de junio.

Mediante la Resolución Defensorial publicada en el diario oficial “El Peruano”, la Defensoría destaca la valiosa trayectoria de Angélica Mendoza de Ascarza, “Mamá Angélica”, quien es una incansable defensora de los derechos humanos, y “por su lucha inquebrantable por los derechos a la verdad y justicia, que fue determinante para impulsar políticas vinculadas a la problemática de las personas desaparecidas en el periodo de violencia política en el país”.

Asimismo, el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, en atención a su encomiable y sacrificada labor para ayudar a la sociedad en general en episodios difíciles, lo cual contribuye a la protección de derechos fundamentales tan importantes como la vida e integridad de las personas.

Ésta será la séptima versión de la entrega de la Medalla Defensoría del Pueblo, creada en el año 2006 con el propósito institucional de expresar público reconocimiento a aquellas personas o instituciones, nacionales o extranjeras, que hayan destacado significativamente en la promoción, la defensa y la vigencia de los derechos humanos.

Anteriormente han recibido esta importante distinción el escritor Mario Vargas Llosa; el filósofo Salomón Lerner; el Padre Gustavo Gutiérrez; la Madre Covadonga; el ex Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Jimmy Carter; Pilar Coll; Liliana Mayo, Directora del Centro Ann Sullivan; el ex Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Javier Pérez de Cuellar; el Movimiento de Educación Popular Integral y de Promoción Social, “Fe y Alegría”, y el Padre José Ignacio Mantecón Sancho, S.J., más conocido como el Padre “Chiqui”.