0
Compartir

El petitorio se presentará el miércoles 8 de agosto a las 11 am en el CNM.

El Instituto de Defensa Legal (IDL), la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), la Comisión de Derechos Humanos (Comisedh), la Fundación Ecuménica para el Desarrollo y la Paz (Fedepaz), y los familiares de las víctimas de los crímenes de Barrios Altos, El Santa y del periodista Pedro Yauri, presentarán el viernes 3 de agosto a las 11 a.m., una denuncia disciplinaria y un pedido de destitución ante el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), contra los cinco magistrados que integran la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema y que recientemente favorecieron a Vladimiro Montesinos y al Grupo Colina, es decir, Javier Villa Stein, Josué Pariona Pastrana, Jorge Salas Arenas, Segundo Morales Parraguez y Francisco Miranda Molina.

El pedido de destitución formula 12 cargos contra los jueces mencionados y detalla las diversas faltas graves en las que incurrieron los mismos en la sentencia al Destacamento Colina. Las faltas se refieren a la ausencia de imparcialidad del vocal supremo Villa Stein, a las infracciones cometidas en la sentencia y en los fundamentos adicionales del 20 de julio de 2012,  a la aclaración de los fundamentos adicionales del 24 de julio de 2012, entre otras.

Sobre el primer punto, el documento precisa que el juez Villa Stein vulneró la garantía de imparcialidad en el proceso judicial por las siguientes razones:

1) diferencias en el trato dado a los procesados con respecto a las víctimas y sus abogados;

2) haberle sugerido a uno de los procesados, en medio de una audiencia, argumentos para su defensa;

3) el hecho fehaciente de que el abogado Ernesto Villa Morán, hijo del magistrado Villa Stein, fue parte del Estudio Souza & Nakasaki, y asesor del congresista fujimorista Rolando Souza; y

4) que, tras una reunión sostenida en setiembre del 2009 con el ex jefe del SIE, Juan Rivero Lazo, y con otros condenados del Grupo Colina presos en el Penal San Jorge, dijera que el Poder Judicial “no podía prestarse a abrir nuevos casos a un interno sometido a un proceso tan largo”.

Existe, además, predisposición pública, animadversión y prejuicio exacerbado del juez Villa Stein contra los abogados de las víctimas de tales matanzas, que el mismo magistrado ha evidenciado en diversas entrevistas públicas y que se demuestra en el documento.

El petitorio también pone en evidencia las faltas graves del fallo del 20 de julio pasado, pues anuló la condena por asociación ilícita para delinquir de todos los acusados, porque, según argumentaron, el Ministerio Público nunca acusó por dicho delito. Sin embargo, este argumento es contradictorio e insuficiente.

Lo mismo sucede con la figura de crimen de lesa humanidad, pues, según Villa Stein y los otros vocales supremos, el Ministerio Público no efectuó tal imputación. Eso es falso, como ha quedado acreditado con diversos documentos y resoluciones, así como por la propia “Aclaración” que efectuaron días después de conocido el fallo tres de los jueces supremos.

Asimismo, el haber calificado implícitamente y sin fundamento alguno a las víctimas de Barrios Altos, El Santa y al asesinado periodista Pedro Yauri, como “terroristas”.

De las misma forma, la denuncia que se presentará ante el CNM da cuenta de las irregularidades en la absolución del coronel Alberto Pinto Cárdenas, ex jefe del SIE en 1992 cuando ocurrieron los citados crímenes, así como en la reducción de las penas de todos los condenados, desde Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza, Santiago Martin Rivas, Juan Sosa “Kerosene”  Saavedra, entre otros.

Como se subrayó líneas arriba, luego de emitida la sentencia, el 24 de julio tres de los integrantes de la sala que preside Villa Stein (Jorge Salas Arenas, Francisco Miranda Molina y Baltazar Morales Parraguez) emitieron una “Aclaración” al fallo que bajó las penas al Destacamento Colina. Pero, en realidad, tales argumentos no eran adicionales sino, en rigor, distintos a los del cuerpo principal de la sentencia.

Es por eso que con ese pronunciamiento adicional se agravaron aún más las irregularidades del fallo, pues el deber de todo magistrado es motivar debidamente sus sentencias en base al ordenamiento jurídico existente, sin que exista algún tipo de contradicciones.

Por todo lo señalado, se solicitará formalmente al CNM admitir la denuncia disciplinaria contra los cinco jueces supremos que integran la sala de Javier Villa Stein, y se pedirá destituir a los mismos. Asimismo, y dada la gravedad de los cargos, se solicitará la suspensión preventiva del cargo de los mencionados jueces supremos.

El petitorio lo presentarán los representantes de las organizaciones y los deudos de Barrios Altos, El Santa y del periodista Pedro Yauri, mañana miércoles 8 de agosto a las 11 am., en la sede del CNM ubicada en la Av. Paseo de la República 3285 –  San Isidro.

Puede interesarte: