0
Compartir

La diligencia corresponde a la tercera fase de los trabajos de exhumación del caso. La primera y segunda fase, se llevaron a cabo durante octubre de 2010 y junio de 2011 respectivamente.

La masacre senderista, conocida como el caso del “Bus o Expreso de la Muerte”, tuvo como epicentro la provincia ayacuchana de Sucre, el 16 de julio de 1984.

El último sábado 13 de octubre, en Ayacucho, se concluyeron los trabajos de la diligencia de exhumación de los restos de las víctimas del caso Cabanino, también conocido como “El expreso de la Muerte”. Luego de cuatro días de trabajo, peritos del Equipo Forense Especializado del Ministerio Público y peritos de parte de la Comisión de  Derechos Humanos, COMISEDH, ubicaron y exhumaron los restos de 16 víctimas de esta terrible masacre senderista.

Luego de haberse realizado la primera y segunda fase de las diligencias de exhumación, la fiscal Jhousy Aburto programó entre el 08 y 13 de octubre la realización de la tercera fase de estas diligencias que comprendían la exhumación en diversos parajes de las alturas de los distritos de Chipao (Lucanas) y Soras (Sucre). Para una efectiva intervención el Ministerio Público constituyó dos equipos de trabajo liderados cada uno por un fiscal.

El primer equipo realizó los trabajos de exhumación en  el Cementerio de Pampachiri, paraje de Pallcca (denominado Challapuquio) y el Cementerio de Chullhua. En estos lugares se recuperaron los restos de 10 personas. Asimismo, la perito de parte arqueóloga forense Marcela Ramírez señaló que “adicionalmente se logró recuperar los restos óseos de un número mínimo de otras 2 personas, el mismo que se deberá determinar  durante el trabajo de laboratorio”.

Asimismo, el segundo equipo  realizó sus labores de exhumación  en los sitios de entierro ubicados en los parajes de Badopampa, Palachapampa y Sayrosapampa y en el cementerio de Yanama. Por su parte este grupo recuperó los restos de otras 6 víctimas.

Los hechos

La masacre, conocida como el caso del “Bus o Expreso de la Muerte”, tuvo como epicentro la provincia ayacuchana de Sucre, el 16 de julio de 1984 y fue una acción de venganza contra campesinos de 25 comunidades de la cuenca del río Chicha que formaron una alianza para luchar contra Sendero. En esos días, la zona era comandada por el “camarada José” hoy al mando de SL en el VRAE.

Cerca a las 2 de la tarde del lunes 16 de julio de 1984 miembros del grupo terrorista Sendero Luminoso secuestraron un bus interprovincial de la empresa Expreso Cabanino a la altura de Chipao, en Lucanas,  asesinaron a sus quince pasajeros  y emprendieron un recorrido por  los parajes y anexos de Chalapuquio, Badopampa, Doce Corral, Chaupihuasi, Palachapampa, Rayrosapampa, la capital del distrito de Soras y Tranca; en las provincias de Lucanas y Sucre, Ayacucho.

En cada uno de estos escenarios, los senderistas vestidos de militares realizaron paradas con el objetivo de asesinar principalmente a pobladores, autoridades y líderes de las comunidades de la cuenca del río Chicha que habían constituido una alianza para enfrentar a Sendero Luminoso. En estos actos no sólo murieron y fueron desaparecidos ayacuchanos sino también comerciantes de Sicuani (Cusco) que se encontraban en el anexo de Doce Corral. Según las investigaciones realizadas por COMISEDH el número total de víctimas asesinadas llegaría a 102 personas. (Vea la nota en Google Docs aquí)

Fuente: Comisedh