0
Compartir

Pronunciamiento

Ante el cierre arbitrario de Radio Espinar

Ante la resolución del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), ejecutada el primero de febrero del 2013, suscrita por el viceministro de comunicaciones Raúl Pérez Reyes, que impide el funcionamiento a Radio Espinar (Cusco), queremos señalar lo siguiente:

1. La denuncia pública la hizo el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), que ha calificado el accionar del MTC como  un “ejercicio arbitrario y desproporcionado de las facultades de fiscalización y autorización del MTC”[1], comparándolo con el cierre de Radio La Voz de Bagua, en el 2009. Tras haber subsanado a solicitud del MTC la homologación de los equipos y el pago de una deuda pendiente correspondiente al periodo 2007-2010, “llama la atención que el MTC decida no renovar la autorización de funcionamiento a una emisora que tiene 30 años de operación en la zona, por el hecho de adeudar el pago de una tasa ascendente a S/. 120.00 nuevos soles (U$ 50 dólares aproximadamente)”[2].

2. Esta situación resulta preocupante, si tomamos en cuenta que Radio Espinar es actualmente investigada por una fiscalía de Ica, por instigación a la violencia y por haber incurrido en el delito de apología, al igual que muchos otros dirigentes que participaron en la protesta en contra de la minera Xstrata, en mayo del 2012.

3. De forma más precisa, organizaciones amigas de la CNDDHH de la zona nos informan que la línea editorial de Radio Espinar  es plural, contaba con varios programas pagados por diferentes personas, empresas  e instituciones, como la misma empresa minera Xstrata. Alquilaba también su espacio radial a los dirigentes provinciales Wilber Huaylla y Néstor Cuti, de clara posición en contra de las operaciones de la Minera, y que también han sido denunciados por la fiscalía de Ica, por los sucesos ocurridos en mayo del 2012.

4. Es por ello que los propietarios de Radio Espinar denuncian que el cierre está directamente relacionado con la cobertura que brindó a los dirigentes “antimineros” en el marco del conflicto en contra de la empresa Xstrata, lo que significaría un gravísimo atentado en contra de la libertad de expresión.

5. En este contexto, existe un temor generalizado entre las emisoras de la zona en alquilar espacios a dirigentes con una posición de protección del medio ambiente, dado que se percibe que ello “genera problemas”.

6. Consideramos que  el cierre de Radio Espinar es injustificado y demandamos al MTC que subsane la situación en la brevedad, de lo contrario, se trataría de un precedente negativo del actual gobierno del presidente Ollanta Humala Tasso, que condenamos de manera enfática.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos es un colectivo de 81 instituciones que en todo el Perú trabajan en la promoción y defensa de los derechos fundamentales.


[1] http://ipys.org/alerta/1536

[2] Ibid.