0
Compartir

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos realiza un ciclo nacional de Talleres de Formación para Jóvenes en Derechos Humanos y nuevas Tecnologías. Una pregunta central presente en todas las intervenciones fue: “¿Cómo podemos contribuir a un mejor país?”

En el taller de Chiclayo, donde asistieron jóvenes de Cajamarca, Amazonas, Piura, Trujillo, Ancash y también de Chiclayo, los 28 participantes entre 18 y 27 años ya se habían dedicado a esa pregunta con anterioridad. Todos ellos son miembros activos de organizaciones dedicadas al tema de los derechos humanos en el Perú; precisamente para poder participar, los interesados tenían que llenar un cuestionario y describir sus razones para querer participar. Para los próximos talleres, en Ayacucho (con inscripción ya cerrada), y Lima (inscripción aún abierta), se esperan más preguntas.

El programa incluía exposiciones de expertos, trabajos en grupo y presentaciones de los mismos jóvenes. Además, hubo una excursión a Chiclayo para asistir a la presentación del Informe Alternativo 2013 sobre la situación de comunidades indígenas. Entre los ponentes se encontraron Giovanny Romero Infante, director del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL), Zebelio Kayab Jempekit, líder indígena del Río Cenepa, el filósofo Eduardo Cáceres y el bloguero Crhistian Peralta, alias “Binario” , entre otros.

Giovanny Romero Infante habló de la tortura a la gente perteneciente a la comunidad LGTBI en los tiempos del terrorismo y mostró una cronología de los asesinos contra gais y travestis en esa época. El propio MHOL recibió amenaza en los años 90, informó; y destacó que “aún hoy en día una persona de la comunidad LGTBI  es asesinada por su preferencia sexual por semana”.


A su turno, Zebelio Kayab Jempekit, que se dedica desde muy joven a la defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas, hizo una exposición, acompañado por algunos videos-reportajes impactantes, sobre los peligros que traen los proyectos de minería en esas comunidades. Además, habló de la necesidad de aceptación mutua entre las culturas y contó su propia forma de vivirla: “Cuando estoy en mi comunidad, me pinto todo tradicional. Pero también me encanta tomar un buen Pisco Sour”.

En otro momento, Crhistian Peralta, alias “Binario” autor del “Blog de Binario”,  y Martín Valdez, miembro del área de la Prensa de la CNDDHH, expusieron las oportunidades que proporcionan los nuevos Medios de Comunicación para la difusión de temas  sociales. Hablaron de la problemática situación de la prensa en el Perú que está dirigida en un 78 % por el grupo de “El Comercio” e indicaron como bloguear o usar Twitter.

Eso de parte de los expositores, pero los jóvenes no se dedicaron solamente a escuchar, sino también fueron activos: organizaron debates en grupo, concibieron campañas y presentaron las asociaciones  a las que pertenecen. A pesar del trabajo serio, no pudieron faltar momentos de descanso y diversión. Por ello, los jóvenes, que pronto se definieron como una familia grande, organizaron un baile y juegos en la última noche juntos.

Los participantes terminaron sumamente contentos. Jimmy, de 27 años, estudiante de administración hotelera, constata: “Todo me pareció impecable, me voy con nuevas visiones y misiones”. Ebelio, de 27 años, creció en una comunidad indígena y aprendió el castellano a los once años para poder visitar un buen colegio, está a punto de concluir su carrera de agronomía, y dice, “es un gran orgullo para mi comunidad y para mí mismo lo que he logrado; en seminarios como ése puedo ampliar mis conocimientos para mejorar la situación de las comunidades indígenas”. Otra participante comentó: “En ese taller no solamente he obtenido muchas nuevas ideas, sino también encontré a personas con las que quiero realizarlas”.

Escrito por Rena Föhr, practicante de periodismo, miembro del Área de prensa de la CNDDHH.