0
Compartir

La Oficina de Derechos Humanos del Vicariato Apostólico de Iquitos ha publicado el “Informe del Monitoreo Ambiental del Río Marañón y la Reserva Pacaya Samiria”, que evidencia contaminación en la zona.

Monseñor Miguel Olaortua Laspra, Vicario Apostólico de Iquitos, denunció que los resultados muestran niveles «alarmantes» de contaminación del agua, «no siendo apta para el consumo humano». Olaortua resaltó que el informe muestra contaminantes como hierro, aluminio, arsénico y mercurio, y señaló que «desde hace muchos años se vienen denunciando los constantes derrames de petróleo».

Lea la carta de Monseñor Olaortua Laspra.

Monseñor Olaortua recordó que somos «responsables del cuidado del Medio Ambiente y, en definitiva, de mantener seguros nuestros recursos naturales».