Nancy Moreno: una valiente

Publicado el 29 abril 2014 por en blog, Opinión

0
Compartir

Por Rocío Silva Santisteban

Primero un individuo tocó la puerta de su casa con la excusa de que había sido enviado por otro fiscal.

Ella, felizmente, se demoró en abrir. Un viejo carpintero de confianza, que por coincidencia también tocaba la puerta, empezó a “meterle letra” a ese individuo que se puso nervioso. El tipo caminó dos largas cuadras hasta su moto lineal y se fue sin dejar huella. Esa fue la primera acción sospechosa que la puso en guardia. El 23 de diciembre de 2013, a pocas horas de la Navidad, un arreglo mortuorio con su nombre, “Dra. Nancy Moreno”, le llegó a su oficina. Unos días más tarde un niño le llevó un paquete que contenía un papel con insultos irrepetibles y una bala. A la semana el guachimán de la Fiscalía no quiso recibir unas bolsas negras también dirigidas a la fiscal. En total, contando las llamadas por teléfono y los mensajes de texto, son ocho amenazas de muerte totalmente serias. Ella presentó las denuncias ante sus propios colegas que, para nuestra sorpresa, las archivaron todas.

Nancy Moreno, presidenta de la Junta de Fiscales de Chimbote y además fiscal superior anticorrupción, es una de las pocas que a pesar del chantaje y la coacción sigue en pie firme investigando los casos de corrupción y lavado de activos que le han llegado a la Fiscalía de Chimbote. El 27 de marzo, Nancy Moreno reemplazó a Dante Farro Murillo, quien por favorecer en varios casos al presidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, ha sido duramente cuestionado. Hoy, el nuevo fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, precisamente será citado en el Congreso para que explique por qué no investigó al fiscal Farro cuando archivó el caso de “La Centralita”. ¿Creen Uds., lectores, que Ramos Heredia apoyará a nuestra fiscal Nancy Moreno?

El 7 de abril, a las 10 de la mañana, se inició en Chimbote la asamblea popular en el auditorio de Convenciones de la ULADECH Católica, un acto que un amigo chimbotano describió como “catarsis popular”. Se inscribieron más de 400 instituciones, hablaron apenas 60 personas durante cinco horas seguidas, representantes de la sociedad civil, los sindicatos, organismos privados y también públicos.

Una larga cola se quedó esperando en las afueras del auditorio. De Lima se trasladaron el contralor, el procurador anticorrupción, congresistas y el fiscal de la Nación en actividad, Peláez Bardales, a quien pifiaron a más no poder. Cuando se presentó Nancy Moreno las cuatrocientas personas del auditorio la aplaudieron de pie. El pueblo sabe quiénes se las juegan para protegerlo.

En lo que va del año se han producido 22 asesinatos en Áncash vinculados con esta madeja podrida y corroída que pretende enquistarse en el poder regional y municipal, pero que, ahora presionados por la ciudadanía indignada, está retrocediendo asustada y desorientada, asesinando a su paso a todos aquellos que se encuentran, de alguna manera, involucrados sea porque son sicarios o porque son valientes que los combaten. ¿Nancy Moreno, esta fiscal incorruptible, será acaso la próxima víctima anunciada? ¡No hay que permitirlo! Hay que defender a esta mujer que, contracorriente, nos enseña que los peruanos también podemos ser honestos, valerosos y firmes en medio de la podredumbre.

Publicado en el diario La República, martes 29/04/2014

 

Puede interesarte: