0
Compartir

PRONUNCIAMIENTO

 Ni un muerto más

Ante la situación de extrema violencia de la provincia de Islay

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanosante los graves acontecimientos que continúan sucediendo en la provincia de Islay, de la región Arequipa, señala lo siguiente:

1.Lamentamos profundamente la muerte del señor Henry Checlla Chura (35 años), durante las protestas contra el proyecto minero Tía María y hacemos llegar nuestras condolencias a sus familiares, amigos y a la población de toda la zona. Exigimos al Ministerio Público una investigación en el fuero civil a los responsables de esta muerte, tanto los que operaron las armas de fuego como aquellos que dieron la orden de utilizarlas, contraviniendo las órdenes expresas del Ministro del Interior.

2. De la misma forma lamentamos que los miembros de la Policía Nacional del Perú Carlos Alberto Vásquez Duran (51) TEC con grave fractura de cráneo; Marcos Castro Pancorbo (53) TEC con grave fractura de cráneo y exposición de masa encefálica, así como heridas en la espalda;  Carlos Carbajal Bustos (42) con heridas en la cabeza y espalda; Víctor Gordillo Villarroel (43) con heridas en la cabeza y espalda, hayan sido golpeados por turbas violentas y desembocadas que no buscan resolver el problema sino por el contrario agravarlo. Condenamos la violencia venga de donde venga.

3. Solicitamos a las autoridades gubernamentales la atención de todos los heridos,tanto los de la PNP como los civiles quea la fecha superan la centena, así como realizar todos los esfuerzos necesarios para su pronta recuperación.

4. Demandamos a los manifestantes realizar las acciones de legítima protesta sin recurrir a la violencia. Como lo hemos venido señalando en pronunciamientos anteriores, usar la violencia de la forma como se ha realizado en el ataque a las dependencias policiales, a los mismos PNP, a la población civil y a los diversos inmuebles en toda la zona del Valle así como en Mollendo y Mejía es la manera más fácil de deslegitimar una protesta justa. Les invocamos a seguir el camino del diálogo a fin de resolver la situación de crisis en la que se encuentra el valle en estos momentos.

5. Creemos que el Poder Ejecutivo tiene la responsabilidad de llevar adelante un proceso de entendimiento con la población del Valle del Tambo, buscando por ejemplo la presencia de mediadores que generen confianza con la población; y que se garantice el respeto a toda la población de Islay, a su derecho a decidir sobre el modelo de desarrollo que se va a implementar en los lugares donde ellos residen de tal forma que se permita retomar la calma en todo el valle.

6. Que, por esta situación cinco peruanos ya han perdido la vida, tres en abril del 2011 (Andrés Taype Choquepuma, Aurelio Huarcapuma y Nestor Cerezo)  y dos en estos días (Huayna Nina y Checlla Chura). Durante el gobierno del Presidente Ollanta Humala a la fecha se ha producido la muerte de 48 personas, 42 de ellas por uso excesivo de la fuerza, por lo que exigimos una investigación profunda sobre los responsables de la muerte del Sr. Henry Checlla Chura.

7. Requerimos que el Ministerio del Interior apoye al Ministerio Público con la información necesaria, para de esta manera romper con el cordón de impunidad que, hasta la fecha, impide sancionar a un solo efectivo por estas 42 muertes.

Lima 07 de mayo del 2015

Secretaría Ejecutiva                                   
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

Foto Portada: La República