La estupidez no genera embarazo, menos mal

Publicado el 17 junio 2015 por en blog, Opinión

0
Compartir
eguren_lamula

Congresista Juan Carlos Eguren. Foto: La Mula

Por Germán Vargas Farías

No es fácil mantener la serenidad, ante barbaridades como las pronunciadas por el congresista Para quien aún no se enteró, el parlamentario del PPC dijo que, “las violaciones, y esto es lo terrible, que pueden ser un evento callejero, no generan embarazo. Es casi imposible que se produzca un embarazo después de una violación eventual, callejera, porque se produce un estado de estrés, un estado de shock en la persona donde obviamente en la mujer no hay ningún tipo de lubricación, etc.”

Parafraseando una vieja canción, si la estupidez fuera pecado, Eguren no tendría perdón de Dios. Y es que, además de temeraria, su declaración es ofensiva. Ofende la inteligencia y sensatez de la gran mayoría de peruanos y peruanas y, especialmente, a miles de mujeres que, precisamente, resultaron embarazadas después de ser víctimas de violación sexual.

Según Eguren, hay estudios que respaldan lo que dice pero no cita ninguno. Al contrario, todos los especialistas que se han pronunciado afirman que las mujeres que han sido violadas están sometidas a riesgo de embarazo. Miento, hay expertos que coinciden con Eguren. Destacan entre ellos, Raúl Castro, Lourdes Flores y Martha Chávez. No son ginecólogos, ni obstetras, desgraciadamente son abogados. Pero no necesitan evidencia científica. Decía Voltaire hace más de 250 años, “los prejuicios son la razón de los tontos”.

Desde el año 2002, Paz y Esperanza ha atendido en Huánuco, 454 casos de niños, niñas y adolescentes víctimas de violación sexual. Es posible que eso que para nosotros es una enorme cifra, sea menor en relación a la cantidad de casos que ocurren en la región. Cada violación es una tragedia, y lo son más aquellos que resultan en embarazos.

De las niñas y adolescentes, entre los 8 y 17 años de edad, atendidas por Paz y Esperanza, cerca de 70 quedaron embarazadas tras ser violadas. Dos de ellas tenían 10 años, y una apenas 8 años de edad. Las predicciones de Eguren fallaron. Mediocre como congresista, peor como adivino.

Puede Eguren creer lo que le parezca, pero ni su cargo ni sus creencias le conceden la  prerrogativa de mentir, u ofender. Deplorable que en base a ello se evite el tratamiento de asuntos referidos a derechos. Según encuesta de Ipsos Perú, el 85% de la gente cree que el pleno del Congreso debió debatir el proyecto de despenalización del aborto en caso de violación sexual.

Promover una discusión seria y respetuosa es lo menos que se debe hacer. La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables  (MIMP), Marcela Huaita, ha indicado que en ese debate debe tenerse en cuenta la voz de las mujeres, especialmente de las afectadas.

Puede uno o más políticos recluirse en sus prejuicios, pero no pueden pretender que todos hagamos lo mismo. Hace mucho ya que somos libres de creer y actuar conforme a la razón y al derecho. Quien quiera encerrarse que lo haga, la mayoría queremos libertad.

 

Puede interesarte: