0
Compartir

 

Familiares del estudiante Ernesto Castillo Páez en conferencia de prensa.

FAMILIARES DE ERNESTO CASTILLO PAEZ DENUNCIARON LIBERTAD ARBITRARIA DE JUAN CARLOS MEJIA LEÓN SENTENCIADO A 16 AÑOS DE CARCEL POR LA DESAPARICIÓN DE SU HIJO

Lima, 20 Nov. Ernesto Castillo Páez, estudiante de sociología de la Pontificia Universidad Católica del Perú, el 21 de octubre del 1990 fue detenido y desaparecido por efectivos de la PNP comandados por el oficial Juan Carlos Mejía León. El proceso judicial por la desaparición de Ernesto duró más de 15 años, sentenciándose a los perpetradores en el 2006. El ex-coronel Mejía León fue condenado a 16 años, y los sub oficiales Manuel Arotuma Valdivia, Carlos De Paz Briones y Juan Aragón Guibovich fueron condenados a 15 años de prisión.

Esta semana, el 10 de noviembre, contraviniendo lo dispuesto por la Sala Penal Nacional y por la Corte Interamericana de Derecho Humanos, el juez Ángel Mendívil Mamani del Segundo Juzgado Penal Nacional otorgó libertad condicional a Mejía León. Frente a esta decisión los familiares de Ernesto Castillo Páez denunciaron la irregularidad y gravedad de los hechos, en el marco de la conferencia de prensa realizada hoy en la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

En opinión de Carlos Rivera, abogado de la familia y miembro del IDL, La decisión del juez Mendívil compromete y afecta seriamente al país pues lo “…desvincula del derecho internacional y del deber del Estado peruano sin ningún argumento y de la manera más infantil”, generando un mal precedente al otorgar beneficios en un caso de lesa humanidad. Por su parte Ana María Vidal, Secretaria Adjunta de la CNDDHH, señaló que la liberación de los responsables de la desaparición de Ernesto Castillo “…perpetúa la impunidad en torno al presente caso, así como en los otros 15 mil casos de peruanos y peruanas que han sido desaparecidos y cuyos restos aun no son encontrados”.

De otro lado, Cronwel Castillo, padre de Ernesto, refirió que en su oportunidad planteó que perdonaría a Juan Mejía si él informaba donde se encontraban los restos de su hijo: “…le dije a Juan Mejía: si te queda algo de dignidad y si quieres a tu familia sal a decir la verdad y si lo haces yo te perdono. Entonces el Sr. Juez le dio la palabra a Juan Mejía y él no dijo nada”. Enfatizó que persistirá en su lucha hasta encontrar el cuerpo de su hijo: “Vamos mantener nuestro reclamo, no vamos a descansar hasta que Juan Mejía diga donde esta Ernesto”.

Finalmente, Ana María Vidal denunció la gran impunidad existente en los casos de desapariciones forzadas y demás crímenes de lesa humanidad en el país y la necesidad urgente de aprobar una Ley de búsqueda de personas desaparecidas.

Coordinadora Contra la Impunidad – CCI
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – CNDDHH

 

Puede interesarte: