0
Compartir

 

En sesión del Pleno del Congreso de la República, de fecha 10 de diciembre del presente año, se ha aprobado por mayoría el Proyecto de Ley Nº Ley 3915/2014-CR, el mismo que busca modificar el artículo 20 de la Ley 29973, Ley General de la Persona con Discapacidad, agregándole un inciso, el cual dispone que las personas con discapacidad severa tienen derecho a pase libre en el servicio de transporte urbano e interurbano de pasajeros. Asimismo, el proyecto en mención propone este beneficio para las personas con discapacidad severa inscritas en el registro del Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (CONADIS). También dispone que el presupuesto para la implementación de la misma sea con cargo al presupuesto del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y la adecuación del Reglamento de la Ley 29973 en un plazo de 30 días.

La Ley 29973, y su Reglamento, aprobado por Decreto Supremo Nº 002-2014-MIMP, establecen las normas de accesibilidad para las personas con discapacidad en el transporte público al señalar que las empresas de transporte público han de contar con unidades accesibles, asientos reservados y espacios preferentes de fácil acceso y el uso de determinado volumen de sonido dentro del vehículo para personas con discapacidad.

Este Proyecto de Ley, que aparentemente otorga beneficio a las personas con discapacidad severa dentro del colectivo de personas con discapacidad, al ser contrastada con las situaciones cotidianas que enfrenta dicho colectivo, no resulta un escenario alentador. A menudo recibimos denuncias de las personas con discapacidad en el uso de los servicios de transporte, quienes aún cuando ellos sufragan sus gastos para que se les brinde tal servicio, son objeto de discriminación, maltrato, falta de información al usuario y falta de accesibilidad.

No está demás señalar que el proyecto expresamente busca beneficiar a las personas con discapacidad severa que estén inscritas en los Registro del CONADIS, lo cual ya es una situación que causa discriminación contra las personas que no se hayan acogido a esta referida inscripción, dado que las PCD se enfrentan a una situación de invisibilidad en las ciudades y en mayor medida en el medio rural, lo cual hace muy difícil el poder acceder a este aparente beneficio.

Por último, el referido Proyecto de Ley no se ha sustentado debidamente con información que refleje la situación real de las PCD en nuestro país. En la formulación del mismo, no se ha dado lugar a la participación de las organizaciones que representan al Colectivo ni se ha recogido las opiniones de los mismos. Ello nos lleva a suponer que este Proyecto es una medida populista que solo busca réditos políticos para los autores del mismo.

Por ello, solicitamos que el Poder Ejecutivo observe el referido Proyecto de Ley, y que se reevalúe este proyecto tomando en cuenta la situación real del colectivo de Personas Con Discapacidad en nuestro país.

Mesa de Discapacidad y Derechos
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos